/
Buscar

La TV sí embrutece “Fede”

Octubre 27, 2016
Compartir:

Los medios de comunicación social y principalmente la TV ejercen un poder enorme en la población cualquiera sea el estrato o condición socio-económica.

Este ‘poder mediático’, es capaz de manipular directa o indirectamente el pensamiento de las personas –léase televidente- por lo que se puede inducir a éstas a adoptar determinados comportamientos y/o actitudes, como sucedió en Arequipa, cuando dos adolescentes se inyectaron petróleo para parecer “guerreritos”.

Según el “Estudio Cuantitativo sobre Consumo Televisivo y Radial en Niños, Niñas y Adolescentes” del Consejo Consultivo de Radio y Televisión (CONCORTV) el 52.8% de los niños se “entretiene” y quiere ser como los personajes de “realities”, una triste y vergonzosa realidad.

Estamos siendo inundados de programas morbosos, impactantes, polémicos y puramente superficiales, que atrapan a gran parte de los televidentes.
Estos programas envuelven con historias montadas que venden un mundo imaginario, donde existen vicisitudes, conflictos y triunfos; y donde el televidente, ingenuamente, pareciera que viviera, cual novela, lo desarrollado en esos programas.

La TV Basura es la peor mercancía vendida por parte de los dueños de los canales de TV y “productores” en perjuicio de los niños y adolescentes, pues los alejan del mundo real, volviéndolos pasivos, ser no pensantes, que no reflexionan y no reclaman; ellos se identifican con la trama de los programas basura y viven para consumir las marcas, las modas, los estilos que también estos programas les dicen que consuman.

La TV de acuerdo a la Constitución Política del Perú, la Ley de Radio y Televisión, el Código de Ética y el Pacto de Autorregulación es “un medio de entretenimiento” que ha ido evolucionando y los contenidos se han diversificado, el problema de la mayor parte de los contenidos es que son meramente “entretenimiento”, no están hechos para pensar o razonar, por lo que el cerebro prácticamente no trabaja, no se ejercita y de esta manera estamos inertes sentados viendo TV.

Antes, la TV reclamaba la presencia de escritores consagrados para que ofreciesen sus opiniones y de esta manera elevar el nivel de los programas, hoy las cosas son al revés, aparece cualquier “guerrerito” o “combatiente” entre otros, sin haber leído un libro en su vida, dice dos estupideces y todos los medios al unísono rebotan la noticia y tienen primeras planas.

La TV embrutece por que limita, no hace pensar, simplemente se está frente a la caja boba que corroe el cerebro de niños y jóvenes.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com