/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

PRONUNCIAMIENTO FUNDACIÓN ÉTICA PERIODÍSTICA

Febrero 22, 2017
Compartir:

En relación a la masacre en el Centro Comercial de Independencia en la ciudad de Lima y la difusión periodística dada por los canales de televisión.

En una insana competencia los canales de televisión de señal abierta sin la más mínima sensibilidad y respeto por la muerte y los deudos de los fallecidos vienen transmitiendo una y otra vez las mismas escenas de tan macabro hecho.

Por lo que debemos de señalar:

1.- Que cualquiera se atreva a fungir de periodista. No es lo mismo ejercer el derecho que tiene toda persona a expresar su pensamiento, sus ideas y opiniones, que hacerlo asumiendo -y comprometiendo gravemente- la alta condición profesional que no se tiene, ya sea por la falta de formación en la especialidad o por evidente carencia de ética, como queda demostrada.

2.- Que se complazca -por error o a propósito -la sinrazón de “dar al público lo que le gusta" y ofrecer, mediante la prensa, sensacionalismo y vulgaridad.

3.- Hay que ofrecer sin escándalo ni sensacionalismo la información necesaria sobre hechos trágicos (como el acontecido en el CC Independencia), desagradables o que puedan lastimar y ofender los normales sentimientos humanos, se tiene que ser muy cauto con la información relacionada con suicidios, violaciones, asesinatos, maltratos y hechos negativos, eso no significa silenciar las información, es algo básico el respeto al televidente.

4.- No sobreestimar los actos de violencia, terrorismo, narcotráfico, secuestro, asalto, inseguridad ciudadana y otros hechos, cuyos autores buscan generalmente protagonismo, "liderazgo", notoriedad con lo que se difunda. Limitarse a los hechos. Ser muy prudente con la información gráfica y televisiva. Cuando sea menester la interpretación de la noticia -antecedentes, consecuencias previsibles, referencias de los protagonistas y otros datos útiles para el mejor conocimiento de los hechos- hacerlo con prudencia y tino.

5.- Respetar en todo momento la desgracia ajena, tener compostura ante la muerte. Si es indispensable informar, hacerlo con la mayor mesura posible. Más vale silenciar muchas noticias escabrosas, aunque "jalen" público y mejoren el "rating". Basta una sola que informe sin dañar.

6.- Ningún periodista ni medio de comunicación social deben aprovecharse de la incultura ni de la proclividad a lo morboso. Es inmoral propender a una mayor difusión y a elevar el "rating" explotando los instintos, la pornografía, las aberraciones, la privacidad y cualquier otro acto que ofenda la dignidad de la persona humana, así como el prestigio de la profesión de periodista y del medio de comunicación social.

7.- La noticia es un bien público más que un factor de orden económico. Ha de valer por su contenido y por su forma de expresión. No tiene equivalencia de tipo comercial.

8.- Es deber irrenunciable de la prensa mantener su honorable rango. Es su obligación elevar el nivel cultural de los receptores y contribuir así a su educación.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com