/
Buscar
Pobladores de UPIS Cois cansados del desorden demandan el apoyo de Defensa Civil y de la MPCh | Cuantiosa obra de saneamiento en Lagunas parece dormir el gran sueño de los justos. | OCI detecta anomalías en la millonaria compra de combustible que hizo la MPCh | La comunicación estratégica como un reto para los jóvenes en el siglo XXI | El esfuerzo y preparación de esta disciplina hace que los diversos participantes controlen sus emociones | Empresa de actual ministro contrató dos veces en 9 días con el PEOT a pesar de sanción | Congresista Marisa Glave pone en la mira la reconstrucción en la región | Los planes de gobierno municipal son una vez más el gran cuento chino de los tres alcaldes en la región. | Regidoras de APP, Ercilia Sorogastúa y Mónica Toscanelli emplazan a alcalde de Lambayeque. | La Historia de los Milennials | THORNE VERSUS ALARCÓN | ¡Los jóvenes a la obra! | Premio al intelecto lambayecano | Phillip Butters ¡Basta ya! | Rompamos el pacto infame de hablar a media voz. Los Pendejos de Lambayeque | Los parches de la reconstrucción | Carlos Roca Cáceres visitó Lambayeque calentando las elecciones internas en el APRA | Obra de saneamiento en La Victoria sigue sufriendo dilataciones y retraso en su ejecución | Carencia de especialistas agudiza la crisis en el sector Salud de la región | Los casos de violencia contra la mujer aumentan considerablemente en la región | La basura y la delincuencia le ganan la batalla a las autoridades en 9 de Octubre | Epsel sigue sin sacar adelante procesos de supervisión para obras en ejecución | Sordomudos no cuentan con herramientas de comunicación ni intérpretes | El Taekwondo se viene desarrollando como un deporte de inclusión para jóvenes con habilidades diferentes | Comuna de Lambayeque gasta más de S/ 300 mil en obra cuyo terreno no sería de su propiedad |
Síguenos:

PRONUNCIAMIENTO FUNDACIÓN ÉTICA PERIODÍSTICA

Febrero 22, 2017
Compartir:

En relación a la masacre en el Centro Comercial de Independencia en la ciudad de Lima y la difusión periodística dada por los canales de televisión.

En una insana competencia los canales de televisión de señal abierta sin la más mínima sensibilidad y respeto por la muerte y los deudos de los fallecidos vienen transmitiendo una y otra vez las mismas escenas de tan macabro hecho.

Por lo que debemos de señalar:

1.- Que cualquiera se atreva a fungir de periodista. No es lo mismo ejercer el derecho que tiene toda persona a expresar su pensamiento, sus ideas y opiniones, que hacerlo asumiendo -y comprometiendo gravemente- la alta condición profesional que no se tiene, ya sea por la falta de formación en la especialidad o por evidente carencia de ética, como queda demostrada.

2.- Que se complazca -por error o a propósito -la sinrazón de “dar al público lo que le gusta" y ofrecer, mediante la prensa, sensacionalismo y vulgaridad.

3.- Hay que ofrecer sin escándalo ni sensacionalismo la información necesaria sobre hechos trágicos (como el acontecido en el CC Independencia), desagradables o que puedan lastimar y ofender los normales sentimientos humanos, se tiene que ser muy cauto con la información relacionada con suicidios, violaciones, asesinatos, maltratos y hechos negativos, eso no significa silenciar las información, es algo básico el respeto al televidente.

4.- No sobreestimar los actos de violencia, terrorismo, narcotráfico, secuestro, asalto, inseguridad ciudadana y otros hechos, cuyos autores buscan generalmente protagonismo, "liderazgo", notoriedad con lo que se difunda. Limitarse a los hechos. Ser muy prudente con la información gráfica y televisiva. Cuando sea menester la interpretación de la noticia -antecedentes, consecuencias previsibles, referencias de los protagonistas y otros datos útiles para el mejor conocimiento de los hechos- hacerlo con prudencia y tino.

5.- Respetar en todo momento la desgracia ajena, tener compostura ante la muerte. Si es indispensable informar, hacerlo con la mayor mesura posible. Más vale silenciar muchas noticias escabrosas, aunque "jalen" público y mejoren el "rating". Basta una sola que informe sin dañar.

6.- Ningún periodista ni medio de comunicación social deben aprovecharse de la incultura ni de la proclividad a lo morboso. Es inmoral propender a una mayor difusión y a elevar el "rating" explotando los instintos, la pornografía, las aberraciones, la privacidad y cualquier otro acto que ofenda la dignidad de la persona humana, así como el prestigio de la profesión de periodista y del medio de comunicación social.

7.- La noticia es un bien público más que un factor de orden económico. Ha de valer por su contenido y por su forma de expresión. No tiene equivalencia de tipo comercial.

8.- Es deber irrenunciable de la prensa mantener su honorable rango. Es su obligación elevar el nivel cultural de los receptores y contribuir así a su educación.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com