/
Buscar

La Región Lambayeque sin visión para el 2,021

Junio 30, 2015
Compartir:

 

 

Hace unos días tomé desayuno con Humberto Falla Lamadrid. Como todos saben él es un distinguido abogado, militante del Apra. Fue electo diputado en 1,990 y luego fue parlamentario, durante la dictadura fujimontesinista. “No pude ser alcalde de Chiclayo, porque mi partido dispuso que otro fuera el candidato. De nada sirvió el que renunciara a mi cargo de juez penal  titular. Y años después perdí las elecciones regionales ante Yehude Simon, por un escaso margen”. Pero puedo afirmar que su identificación con el Apra y su cariño a la Región siguen vigentes.

En medio de la conversación soltó un par de ideas, que me impactaron y que me llevaron a preparar éste artículo. “Fernando soy un convencido que Lambayeque debe tener 5 provincias y no menos de 50 distritos. No puede ser que estemos igual  que Tumbes”. Y claro me dije a mí mismo, desde cuándo venimos escuchando que ya se va a crear la cuarta provincia. Cuántas veces nos han dicho que Olmos será provincia. Que Motupe se opone, que todavía falta llenar algunos requisitos. Sin embargo, no hay nada concreto que nos lleve a pensar que nuestras actuales autoridades, estén trabajando un plan, para hacer realidad esta expectativa.

La otra idea fue referente a nuestro futuro. Hacía donde vamos. Qué  es lo que queremos. Con que recursos contamos, para asegurar el futuro de nuestra Región Lambayeque. Y Humberto, me dijo algo sobre los que puedo asegurar, muy poco nos hemos interesado, no solo las autoridades, sino todos los que vivimos en ésta Región. Señores, en 6 años más celebraremos 200 años de la Independencia de nuestro país. Qué estamos haciendo en Lambayeque para conmemorar esa fecha histórica, que nos va a tener a muchos de nosotros (ojalá Dios lo permita), como partícipes de esa fiesta. O es que acaso solo vivimos pendientes del árbol y no queremos ver el bosque.

El 9 de Mayo del 2011, el hoy Gobernador Regional Humberto Acuña Peralta (HAP), firmó la Ordenanza Regional No. 010-2011-GR-LAMB/GR, con la que se aprobó el Plan de Desarrollo Regional Concertado Lambayeque 2011-2021. Un texto de 280 folios, que parece están adornando algunas estanterías y en el que aparte de hacer análisis de lo que era la Región hasta el 2010, hay una proyección hacia el 2021, muy interesante y que si se pudiera hacer realidad, no ´me quedaría duda alguna, de que estaríamos en el mejor de los mundos.

Sin embargo la realidad nos golpea. Yo por lo menos, no sé si usted sí, no he escuchado hablar a alguna autoridad sobre ese Plan de Desarrollo Concertado.  Se dice que hay 22 instituciones que forman la Comisión Técnica Mixta Regional creada por la Resolución Ejecutiva Regional No.171-2010 y ratificada por la Resolución Ejecutiva Regional No. 124-2011-GRLAMB/PR. Allí están desde la Gerencia General Regional, hasta la Gerencia Regional de Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento Territorial. Están también las municipalidades provinciales. Igualmente la Mesa de Concertación de la Lucha contra La pobreza, la Asamblea de Delegados de la Sociedad Civil, hay tres Colegios Profesionales, la Cámara de Comercio, tres universidades, Arex, la SIN-Lambayeque.

Me pregunto cuántas veces se habrán reunido. Los habrá convocado el actual Gobernador. Tendrán proyectos concretos para poder hacer realidad el Plan de Desarrollo, o  todo habrá sido un disparo al aíre. Infelizmente nos hemos acostumbrado a calificar a nuestras autoridades políticas, por las obras públicas que hacen. Mientras hagan, más las aplaudimos y no interesa que no planifiquen el futuro. Nos gusta ver el árbol y no el bosque. Así nos han formado y así estamos formando a las nuevas generaciones.

Y entonces creo que las mentes más preclaras que tenemos en la Región, tienen que tomar la iniciativa, para que el Plan de Desarrollo Concertado, empiece a llevarse a cabo. Somos una región sin canon. Humberto Acuña, se ha acostumbrado cada cierto tiempo ir a Lima y pasar el sombrero, para que ver que puede traer. Hasta ahora le ha ido muy bien, “yo recibí una Región, con un  presupuesto de 30 millones, ahora manejamos más de 300 millones de soles” dice con satisfacción el Gobernador. Y es verdad se ha logrado mejorar la infraestructura de obras en varias localidades, hay colegios, parques, puentes, camionetas y motos para la Policía, carreteras etc. Que son importantes para una determinada comunidad, que es la que las conoce y las disfruta.

Pero emblemáticas, son pocas las que se pueden lucir y mencionar. Olmos, lo inició Yehude y HAP, tuvo el acierto de continuarlo, a pesar de su reticencia inicial. El Hospital Regional, también lo inició Yehude y aun cuando faltan muchas cosas HAP, lo continúo y lo viene apoyando. La Avenida Chiclayo, tuvo el mismo origen y continuación y hasta ahora no se recepciona, por los grandes errores cometidos.Sin embargo en ésta, por ahora su última gestión al frente del Gobierno Regional, Humberto va a tener su pase a la historia, con letras especiales, si logra hacer realidad el Terminal Marítimo.

Sin embargo hay acciones que tiene que plantearse de inmediato, para enfrentar nuevos retos, a los que nos conduce la realidad de la hora actual. Se debe asumir con entereza lo concerniente a la creación de 2 nuevas provincias. La de Olmos y la de Monsefú. Que los especialistas ultimen los detalles que la ley exige, pero que se pongan a trabajar. Si las diferencias de olmanos y motupanos, es por el nombre de la nueva provincia, pues que se llame Olmos, con su capital Motupe y el resto se soluciona con buena voluntad.

Y la provincia de Monsefú, que aglutine a todos los municipios de la comunidad mochica y que hace rato se ganó por propio derecho la posibilidad de ser considerada como tal. Se puede hablar también de otra provincia que aglutines el sector sur este de Chiclayo, es decir las comunidades del Valle de Zaña, que podría llegar hasta Chepén. ¿Por qué no? También por supuesto considerar a Jaén, una provincia cajamarquina más ligada a nuestra realidad que a la Región a la que hasta hoy pertenece.

Son objetivos que trascienden a una gestión de gobierno de 4 años. Que trasciende a los intereses políticos-partidarios. Que nos deberían importar a todos. Hoy se habla de una vía interoceánica norte Brasil-Perú, pero qué dicen en Lima, pues que la salida en la costa peruana tendría que ser por Paita o Bayovar. No cuenta todavía Eten. Entonces hay que estar todos unidos para hacerlo realidad en el menor tiempo posible.

Quiero terminar éste artículo, con el que pretendo invitarlos a una reflexión, a que además de las provincias, nos preocupemos por establecer metas, que formen parte de lo que los lambayecanos le ofrezcamos como regalo al Perú en el 2021. Por ejemplo, bajar los índices de pobreza y de extrema pobreza. Disminuir el ausentismo escolar y el de trabajo de menores. Disminuir el índice delincuencial, en todas sus formas. Desaparecer el analfabetismo. Brindar salud preventiva a los más necesitados. Aumentar el número de propietarios de sus viviendas. Es decir tantas cosas que podemos como metas para los 200 años, que resulta corto este artículo.

Pero para concretarlos, creo que el Gobernador Acuña Peralta, tiene que tomar una decisión  que lo llevara, sin duda, a trascender en la historia de la Región. Y esa decisión, consiste en designar una comisión de notables, para que se encargue de éstas tareas. No por políticos, sino por gente representativa, que se ha ganado el respeto de la opinión pública, como Walter Alva, que más allá de las discrepancias que tengo con él, sin duda es un referente lambayecano. A Nicanor De la Fuente, a Humberto Llempén, a Juanita Zunini, a Alberto Solís, al historiador Martín Cabrejos, por citar solo algunos. Gente tenemos, el asunto es comprometerlos y que ellos vean que su tarea está respaldada por la autoridad, sin intromisiones.

Bueno espero que no caiga en saco roto, esta meditación que por escrito hago, pensando en que se nos pueda decir, como crítica: La Región Lambayeque sin visión para el 2,021

 

    

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com