/
Buscar

¿Una vergüenza o un ‘cuentazo’?

Agosto 26, 2015
Compartir:

Mientras el alcalde de Chiclayo David Cornejo, acompañado de dos regidores y dos funcionarios de su administración partía a Lima, para realizar un “road show”, por distintas dependencias del estado, aquí en los pasillos de la MPCh  comenzaban a circular, como pasquines, copias de una declaración jurada hecha, por la señora Silvia Gonzaga Correa, en la que denunciaba una presunta extorsión hecha por conocidos funcionarios de la municipalidad, que laboran como abogados asignados, a la Procuraduría Municipal.

En ese documento Gonzaga Correa, señala que el abogado Ismael Gómez Silva, se le había acercado, para ofrecerle su ayuda en el cobro de una deuda que le tenía la MPCh, por un poco más de 220 mil soles. Gómez, le habría pedido a cambio 10 mil soles, señalando que son tres las personas que intervendrían en el caso “porque trabajan conmigo en la Procuraduría” señala Gonzaga en su escrito. Dice también, que lo invitó a comer en el “Fiesta” y que gastó 145 soles, en la invitación. Que luego de algunos días le entregó la suma de 5,000 soles, en la galería La Plazuela, diciendo que era lo que tenía.

La denunciante,  manifiesta que luego de entregar el dinero, salen de la municipalidad, la señora Zoila Trujillo, a la sazón secretaría de la Procuraduría y “el Sr. Alto, que también trabaja allí, que es el otro abogado Aldo”, se suben a un taxi y se van los tres. Pero Gonzaga Correa, no para allí, pues luego involucra a Roberto Cruz Benítez, quién dijo ser muy allegado a Gómez Silva y a quien le entrega otros 5,000 soles en la Cevichería John, ubicada frente a la plazuela, recibiendo la seguridad que el abogado Gómez Silva iba a lograr que le pagaran todo lo adeudado.

Con el ventilador prendido, no se sabe si por sus propias manos, o manos ajenas, la denunciante, clavó su puntería en un allegado al Alcalde, que actuaba de acuerdo a lo conocido, como guardaespaldas, Juan Pérez Díaz, de quien manifiesta la llamaba por celular, “me hacía ir a la MPCh, frente a la plaza principal y me ha pedido 4,000 soles por el mes de Julio, diciéndome que ya había hablado con el alcalde y me citaba millonada de veces (así figura en la declaración jurada)tanto así que tenía miedo porque la gente podía pensar que era algo mío” señala Gonzaga, agregando que nunca le pagó.

Gonzaga, no lo dice en su documento, pero los abogados y el personal administrativo de la Procuraduría si lo señalan claramente a través de su Informe No. 43-2015-MPCh/PPM/IGS del 21 de Agosto, que “el día de la Redacción de declaración jurada, se ha realizado en presencia  del tesorero de esa repartición municipal CPC Gervasio Larrea Chucas y de la procuradora adjunta abogada SANDRA CROSBY LÓPEZ, quien directamente ha informado a la instancia superior, sin respetar la jerarquía de la procuradora pública municipal, quien a la fecha desconoce de los hechos ocurridos”.

Pero en esas declaraciones ‘huracanadas’ de Cornejo, que tienen mucho de hepáticas, violentas e irreflexivas, el sábado ya en Chiclayo, llamó a la prensa, para denunciar los hechos presentándose, como el director de la obra y dijo “Ante la denuncia verbal convoqué a la procuradora adjunta, a la procuradora y al gerente general, para que me expliquen la situación” en seguida culpó a la procuradora adjunta de no saber defender los intereses del Estado, pues la denuncia de la proveedora, para él no había debidamente firmada, “por eso le retiré la confianza. Esta es otra de las causales, para hacer una limpieza en la Procuraduría”.

Pero no quedó allí, dispuso que se denuncie a los dos abogados y a la corruptora, además de cambiar a los demás abogados asignados a la procuraduría, los que según el alcalde,  (tengan en cuenta que sus palabras las dijo el sábado 22) tendrían intereses que se contraponen a la comuna. Y con las poses de ‘emperador’ medioeval, dijo “solo la procuradora Edith Cancino Gamarra, continuará en el cargo”.

Debo entender que a Cornejo, no le dijeron nada sobre el Informe de los abogados, en el que rechazaban rotundamente el ‘pasquineo’ de la denuncia de Gonzaga Correa y exigían la presentación  de las pruebas que se había asegurado existían en contra de ellos, como la grabación de la conversación entre la denunciante y Gómez Silva, durante el almuerzo en el Fiesta. También los abogados señalaban que iban a denunciar a quienes les habían causado esta afectación a sus imágenes personales y profesionales. Es decir a Gonzaga, Crosby López ¿y debo entender que también a Cornejo?

Los abogados, le han comunicado al alcalde, que están solicitando copia del video que las cámaras de seguridad del Fiesta, deben haber producido cuando Gómez y la denunciante fueron a almorzar, lo mismo que la boleta o factura del consumo, elementos importantes para certificar si la denuncia, es seria o un simple cuentazo. Pero además con esas indicaciones, los abogados, le han marcado la cancha a Cornejo. Sin expresarlo, tácitamente, le están diciendo “antes de hablar y condenar, investigue”.

Desde el domingo, corrieron algunas versiones, que contribuyeron a ahondar el interés en el caso. Una de ellas se refería al contacto que habría hecho la denunciante, con un funcionario de la MPCh, para pedirle consejo. “Yo no he querido hacer ésta denuncia. Me obligaron. Yo quiero desmentir esto. Estoy muy preocupada”, serían algunas expresiones de Gonzaga. Su interlocutor, le habría aconsejado que viniera a Chiclayo y aclarara el asunto a través de la prensa. Incluso le habría proporcionado números de teléfonos de algunos periodistas para que la entrevisten.

Sin embargo y aun cuando su declaración jurada, no fue hecha ante un notario, para que certifique la veracidad de la misma, a Cancino le espera una denuncia penal, por parte de los afectados, la misma que seguramente se presentará en los próximos días. Hoy me aseguraron que correspondería, en situaciones normales de investigación, que la MPCh le pida a la gerencia del Fiesta, la copia del video, acción que debió realizar, si las cosas no tuvieran otro trasfondo.

Y entonces sale la otra versión, ésta sí confirmada. El viernes 21 el regidor Alfredo Montenegro Bermeo, ingresó una carta dirigida al alcalde, que recibió el No.037455 en Mesa de Partes, en la que hacía de conocimiento del alcalde de serios cuestionamientos a personal de la Procuraduría. Así señaló que “el año 2003, el abogado Ismael Gómez Silva fue destituido por la MPCh, por haber estado involucrado en un hurto de bienes de la MPCh, que estaban entregados a su custodia y su actuación fue negligente y el Poder Judicial y el TC, resolvieron que estuvo correctamente eliminado de la MPCh”.

Montenegro, también tenía prendido su ventilador y añadió con relación a Gómez “La administración Torres, mediante una Comisión AdHoc, lo reincorporó de manera irregular. El año 2014, actuó con negligencia inexcusable en complicidad con el procurador Pedro Alvarado Guerrero, para beneficiar a Constructora Corona SAC, causando una pérdida  a la MPCh, de casi 2 millones de soles”  Y continúo el  regidor, quién sabe más cercano a Cornejo Chinguel ,“Todo esto ha sido puesto en conocimiento de la PPM con fecha 22 de Julio del año 2015, sin que la Jefatura reaccione debidamente y disponga su rotación a otra oficina menos sensible  de la MPCh.”

En un aparte, Montenegro Bermeo, denuncia a 6 trabajadores que tienen procesos pendientes contra la MPCh y cuestiona su presencia en la Procuraduría, señalando que “esto implica que tienen acceso a información privilegiada, que significa un evidente conflicto de interés en perjuicio de la MPCh”. En el mismo documento y con el título de “JEFATURA DEFICIENTE” y dice sin ambages, “genera muy serias dudas respecto a su capacidad, para jefaturar la PPM y lo que es más grave, pone en duda su limitada capacidad de reacción para defender los interese de la MPCh, pues ella debería saber lo que el suscrito ahora sabe”. Golpe de KO, sin duda.

Sin embargo Cornejo no hizo caso del consejo de su amigo. Habrá sido porque le informaron que la abogada Crosby, era quien informaba a Montenegro. Le pregunté hoy a Alfredo y me dijo “Sandra es mi recontrapata. La conozco más de 15 años. Pero yo no la llevé a la municipalidad. La llevó Esther Morillos”. Asu. Vuelve a primer plano la exgerenta general.

Y entonces me pregunto, ante que estamos: “¿Una vergüenza o un ‘cuentazo’?”   

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com