/
Buscar
La Vocación de Maestro | Llorar sobre la lluvia derramada | Autoridades y dirigentes de Chiclayo: Mucha bulla y ‘peliculina’ | Ante una violación constitucional | El pueblo reacciona | Siguiendo la ruta de los pagos a ejecutivos de la Concesionaria Trasvase Olmos en cuentas Offshore | Otra vez se frustra ejecución de obra de agua y desagüe en La Victoria por apelación de consorcio | Discrepancias por acuerdo limítrofe con la Libertad por el caso Chérrepe es un tema de nunca acabar | “Esperamos que no pase a mayores y que no haya más gente del partido comprometida” | En Monsefú y San José firman contratos para obra de saneamiento sin respetar observaciones del OSCE | Niños se benefician con programa de responsabilidad social empresarial | UCV renueva su curricula con motivo de un mejor aprendizaje | Trabajador de Epsel asegura que no le aumentaron irregularmente el sueldo, pero el OCI investiga | Consejo universitario de la UNPRG ordena que Velezmoro regrese a su cargo en esta alma máter | Solo 3 proyectos de los 22 presentados fueron aprobados por el Concejo en los dos años de gestión de la MPCh | Odebrecht cobró indebidamente más de 50 millones de dólares por sobrestimación de tarifa en trasvase de agua | TV Y CONCORTV | No se salva ninguno | ¡Con mi dinero no te metas! | La memorable entrevista a Larcery Díaz | Fuertes olas de calor continuarán en Chiclayo | Nuevas herramientas del Osce para denunciar a postores que presenten documentación e información falsa | Consejero regional cuestiona a la Fiscalía por cómo investiga caso de la pérdida de S/ 10 millones en medicina | Henry Chiclayo revela que la MPCh solo tiene 14 compactadoras de basura para toda la ciudad | Constructora COSAPI ya no subsanará deficiencias en colegio San José porque Tribunal Arbitral así lo dice |
Síguenos:

Una gran victoria

Julio 01, 2015
Compartir:

Me aprestaba a escribir esta columna, refiriéndome a un hecho ejemplar y por qué no justo, respecto a la condena impuesta al gobernador de la región Ayacucho Wilfredo Oscorima, a quien el poder judicial ha decidido imponerle cinco años de pena privativa de la libertad, por haber declarado una supuesta emergencia en su región y haber comprado por exoneración maquinaria por más de 20 millones de soles, procedimientos que como bien sabemos fueron llevados a cabo en nuestra región, principalmente cuando en el gobierno del expresidente Alan García se aprobó el programa ‘Agua para todos’, utilizado principalmente por la mayoría de alcaldes de filiación aprista para declarar en emergencia y adjudicar obras por exoneración, dirigiéndolas todas ellas a contratistas de su entorno partidario. Pero en fin, esto es harina de otro costal que de seguro me ocupare en insistiré en otra edición que podría haber sido ésta, sino es porque creo que no debo reprimir mi alegría y mi satisfacción de una decisión magistral, justa, equitativa e inclusiva, tomada por la Corte Suprema de los Estados Unidos, respecto a la unión civil entre dos personas del mismo sexo.

En ediciones anteriores de este Semanario, con la dispensa por cierto otorgada por el editor responsable de este medio, pude escribir dos columnas tituladas, ¡No importa! En ellas dejaba constancia previamente, mi identificación y el conocimiento en el tema que por esas fechas se venía ventilando en el Congreso de la República para aprobar la ley de la unión civil entre dos personas del mismo sexo, que por cierto, luego de los debates y las votaciones realizadas por homofóbicos y moralistas legisladores, privaron del derecho a la igualdad de las personas con orientación sexual diferente a la de estos seudos legisladores.

Ahora bien, qué podrán decir aquellos retrogradas que en nuestro país se oponen con argumentos aberrantes e indolentes a ser iguales ante la ley, cuando en un país del primer mundo, con una democracia sólida y limpia, con una administración de justicia proba, inteligente, realista e inclusiva, se haya decidido reconocer que “todas las personas deberían ser tratadas de igual manera, sin importar quienes son, ni a quienes aman”, argumentos sustentatorios que inclusive han sido reconocidos por Barack Obama como una victoria de una lucha por el derecho a la igualdad, sobre la base del principio que todos son creados como iguales, por lo tanto, deben ser tratados con equidad y respeto a sus derechos fundamentales, dentro de ellos la libertad a amar a la persona que ellos elijan tener a su lado para convivir formal y legalmente.

Esta victoria  ejemplarizadora de las parejas gays y lesbianas residentes en los 50 estados del país estadunidense, que por muchos años han luchado por sus derechos civiles, significa una victoria  para toda América, ya que cuando todos los americanos seamos tratados por igual, todos seremos más libres y mejor considerados en el contexto general de nuestras vidas y no vernos empobrecidos moralmente y discriminados por elementos ignorantes con doctrinas desfasadas que influyen en la toma de decisiones donde se pone en juego el derecho a la vida digna, igualitaria y legalmente formalizada.

Quiero decirles que, como ciudadano común y corriente, involucrado en el tema por la cercanía a personas de mi entorno familiar con una orientación sexual diferente a la mía, seguiré luchando por la igualdad de las personas en nuestro país, a pesar que esta sea larga y complicada, teniendo como un objetivo primordial que más temprano que tarde, esta lucha se acabará imponiéndose la equidad y la justicia social.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com