/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

A estudiar peruanos

Abril 26, 2017
Compartir:

Ya se iniciaron las clases en la mayoría de las regiones del país incluida Lambayeque y esto debe suponer para quienes participan del sistema educativo escolar un enorme reto. El 2017 - año que nunca olvidaremos los peruanos-, será también el tiempo en el que no solo debimos  enfrentar como país la crisis  y los embates de la naturaleza, sino también el momento de transformar esta amenaza en grandes oportunidades de aprendizaje y aquí es donde la escuela juega un papel fundamental en la formación de los cerca de 8 millones de escolares que estudian en las escuelas públicas y privadas del país. Más allá de las instancias gubernamentales y las responsabilidades que deben asumir las autoridades del sector educativo a nivel ministerial, regional y local con relación al impacto que ha ocasionado el FEN Costero en el país; la escuela tiene la gran oportunidad de aprovechar este fenómeno climatológico para implementar buenas prácticas educativas que le permitan desarrollar en los educandos competencias para la vida como pensamiento crítico, comunicación efectiva, toma de decisiones, resolución de problemas, entre otros. Esto significa que el equipo directivo y la comunidad magisterial de las instituciones educativas del país deberán trabajar de manera transversal esta problemática nacional articulada a las diversas áreas curriculares que nos ofrece el currículo nacional para la educación básica en el país.

Ahora más que nunca la escuela peruana debe materializar el enfoque ambiental que aparece como uno de los pilares del sistema educativo, puesto que los enfoques transversales orientan en todo momento el trabajo pedagógico e imprimen características a los diversos procesos educativos, incluyendo prácticas y formas de organización que la institución educativa realice. Desde este enfoque, los procesos educativos se orientan hacia la formación de personas con conciencia crítica y colectiva sobre la problemática ambiental y la condición del cambio climático a nivel local y global, así como sobre su relación con la pobreza y la desigualdad social. Además, implica desarrollar prácticas relacionadas con la conservación de la biodiversidad, del suelo y el aire, el uso sostenible de la energía y el agua, la valoración de los servicios que nos brinda la naturaleza y los ecosistemas terrestres y marinos, la promoción de patrones de producción y consumo responsables y el manejo adecuado de los residuos sólidos, la promoción de la salud y el bienestar, la adaptación al cambio climático y la gestión del riesgo de desastres y, finalmente, desarrollar estilos de vida saludables y sostenibles. Como podemos apreciar se trata de que la escuela peruana implemente innovadoras prácticas educativas con enfoque ambiental que contribuyan con el desarrollo sostenible de nuestro país y del planeta, buscando de esta formar ciudadanos responsables con su medio ambiente.

Finalmente, es preciso señalar que la escuela peruana necesita para ejecutar estas buenas prácticas pedagógicas la participación no solo de la comunidad educativa, sino también del apoyo de otros grupos de interés como los gobiernos locales y regionales, la sociedad civil, la empresa privada, los medios de comunicación, las universidades, entre otras entidades públicas y privadas del país. No desaprovechemos esta oportunidad de transformar la crisis y los embates de la naturaleza en una gran experiencia de aprendizaje para todos los peruanos  y por qué no empezar por la escuela, donde los educandos aprendan a convertirse en agentes protagonistas del cambio positivo que todos queremos para nuestro país. Aquí cierro, no sin antes recordar una de las frases más significativas expresadas por la ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014, la activista pakistaní Malala Yousafzai, quien alguna vez dijo: “Un niño, un profesor, un libro y una pluma pueden cambiar el mundo. La educación es la única solución”.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com