/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

El príncipe de los ingenios

Septiembre 28, 2016
Compartir:

Un 29 de septiembre de 1547 nace en Alcalá de Henares (España),  la máxima figura de literatura española. Miguel de Cervantes Saavedra fue hijo de don Rodrigo Cervantes y doña Leonor de Cortinas  convirtiéndose de esta manera en el tercero de siete hermanos de una modesta familia complutense que debió superar varios escollos económicos hasta establecerse en la capital española, donde el “Príncipe de los ingenios” se aficionó al teatro viendo las representaciones de Lope de Rueda. El 7 de octubre de 1571 participó en la batalla de Lepanto, «la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros», formando parte de la armada cristiana, dirigida por don Juan de Austria. En dicha batalla naval, Cervantes salió herido de dos arcabuzazos en el pecho y en una mano. De ahí procede el apodo de “Manco de Lepanto”, que se interpreta mal, pues la mano izquierda no le fue cortada, sino que se le anquilosó al perder el movimiento de ella cuando un trozo de plomo le seccionó un nervio; estaba, pues, tullido de la mano izquierda.

“El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha” (1605) es sin lugar a dudas la obra cumbre de este ilustre escritor español e incluso esta magnífica novela de caballería por considerarse «el mejor trabajo literario jamás escrito», encabezó la lista de las mejores obras literarias de la historia, que se estableció con las votaciones de cien grandes escritores de 54 nacionalidades a petición del Club Noruego del Libro en el 2002. La Primera Parte está dividida, a imitación del Amadís de Gaula, en cuatro partes. La novela comienza describiéndonos a un hidalgo pobrecuyo exacto nombre solo se revelará al final de la obra: Alonso Quijano—, oriundo de un lugar indeterminado de La Mancha, quien enloquece leyendo libros de caballerías y se cree un caballero andante medieval. En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante.

Como se sabe, la novela fue recibida en su tiempo como un libro, en palabras del propio Cervantes, "de entretenimiento", como regocijante libro de burlas o como una divertidísima y fulminante parodia de los libros de caballerías. Intención que, al fin y al cabo, quiso mostrar el autor en su prólogo y en el párrafo final de la segunda parte, si bien no se le ocultaba que había tocado en realidad un tema mucho más profundo que se salía de cualquier proporción. Finalmente, solo existe una sola forma de honrar a los hombres de letras que entregaron al mundo lo mejor de su inventiva literaria y es justamente leyendo sus obras. En el actual escenario en el que vivimos, con un mundo cada vez más hedonista y extremadamente egoísta qué bien nos vendría a todos refugiarnos, aunque sea por instante, en el maravilloso mundo del Quijote. De esta forma aprenderíamos a valorar un poco más nuestras vidas y como la fugacidad de la misma debe ilusionarnos en la construcción de un mundo más humano y digno para todos. ¡Gloria eterna al Príncipe de los ingenios!

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com