/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Enemigos de la libertad de expresión

Junio 08, 2017
Compartir:

Escribe: Larcery Díaz Suárez

Periodista. Docente universitario

larcery@hotmail.com

El lunes de la semana pasada nos dolimos con la muerte de un periodista y escritor; como nos dolernos con la desaparición física de cualquier persona que haya hecho bien a la humanidad. En su vida profesional, Javier Valdez Cárdenas había recibido varios premios internacionales por sus escritos sobre el narcotráfico y el crimen organizado. No era cualquier individuo que se cree comunicador o periodista.

Valdez había nacido el 14 de abril de 1967 y acababa de cumplir 50 años de edad, cuando la muerte lo sorprendió por mano ajena el lunes 15 de mayo.

Estudió sociología en la Universidad de Sinaloa, México. Comenzó como reportero de televisión en los años 90, donde obtuvo el Premio Sinaloa de Periodismo. Desde 1998 era corresponsal del periódico nacional La Jornada. Era reportero fundador del semanario Riodoce, publicación que sin pretenderlo se había especializado en cubrir el narcotráfico. Algunas de sus crónicas han sido publicadas en revistas como Proceso, Gatopardo y Emeequis.

Es autor de una serie de libros con reportajes de mujeres en el narco y de crónicas publicadas en su semanario. En septiembre de 2009, Ríodoce publicó una serie sobre el narcotráfico titulado Hitman: La confesión de un asesino en Ciudad Juárez. Una mañana, pocos días después de concluir la serie, una granada fue lanzada en el despacho Ríodoce, dañando el edificio, pero sin causar heridos. Los atacantes nunca fueron identificados.

En 2011 se publicó su libro de crónicas y reportajes de niños y jóvenes en el narcotráfico, Los Morros del Narco, y en septiembre de 2012 apareció su libro Levantones, desaparecidos y víctimas del narco. En octubre de ese año, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) le otorgó en Nueva York el Premio Internacional a la Libertad de Prensa en 2011, “por su valiente cobertura del narco y ponerles nombre y rostro a las víctimas”. El mismo año, la Universidad de Columbia otorgó a Ríodoce el Premio María Moors Cabot que contribuye al “entendimiento interamericano”. La revista Quién en el 2012, lo incluyó en el reconocimiento anual “Los 50 personajes que mueven a México”. En noviembre de 2013, Valdez y todo el equipo de Ríodoce recibieron el premio PEN Club a la excelencia editorial.

En febrero de 2014 publicó Con una Granada en la Boca, con historias sobre el trauma de vivir en un país violento. En 2015 colaboró como asesor periodístico en la serie de televisión Señorita Pólvora, para la empresa colombiana Teleset, producida por Sony. En julio se publicó el libro Huérfanos del Narco, en el que aborda historias de niños y viudas de personas desaparecidas o ejecutadas: periodistas, empresarios, policías y madres de familia. En su último libro, Narcoperiodismo, en 2016, periodistas mexicanos explican cuál es su sentimiento al cubrir la información relacionada con la delincuencia organizada.

O sea, no era cualquier periodista.

Con su muerte sumaban seis asesinatos de periodistas en México este año 2017, lo que detonó protestas en redes sociales, así como en diversos medios de comunicación que se sumaron a la campaña #Undíasinperiódicos. Los reporteros se concentraron la tarde del martes en la Secretaría de Gobernación con un solo clamor: justicia para Javier y para todas las víctimas que él mismo relató. Esta vez no los convocaba la búsqueda de la noticia, sino la tragedia, la indignación y la rabia por la impunidad derivadas de hechos cada vez más cotidianos en México, que padece en la guerra contra el narcotráfico.

Y es que durante el actual gobierno del presidente Enrique Peña Nieto han sido asesinados 33 periodistas. Desde el 2010 a la fecha, las autoridades federales han obtenido sentencia contra los responsables de tres casos, entre más de 800 agresiones a comunicadores.

Desde el trágico día en que el periodista Javier Valdez se convirtió en noticia, hasta el momento de redactar esta nota, no había pistas de los asesinos.

Y, mientras tanto… En todos los países de América Latina se sigue atentando contra el periodista y los periodistas; si no disparándoles a quemarropa, sí pretendiendo dar leyes en contra de la profesión.

En Perú, la abogada Catalina Botero, exrelatora para la Libertad de Expresión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos-CIDH, expuso su preocupación sobre los proyectos de ley presentados por la bancada de Fuerza Popular que afectan este derecho ciudadano.

Usualmente, en la política, a las fuerzas opositoras al oficialismo les gusta y en algunos casos promueven que el periodismo indague e investigue el accionar  del gobierno del turno. En nuestro ambiente político, sin embargo, existe una situación distinta. La bancada de Fuerza Popular, mayoritaria y de oposición, ha presentado varios proyectos de ley relacionados con la libertad de expresión y que han sido criticados desde diferentes sectores de la sociedad civil.

“Es un situación Sui Generis”, ha dicho Catalina Botero en una entrevista para La República. “Un caso particular que la mayoría de la oposición busque restringir la libertad de expresión, cuando esta es la más importante para que la oposición pueda actuar”.

Botero también se pronunció sobre la ley de control de medios presentada por Úrsula Letona y Alejandra Aramayo (que tuvo dos versiones). La abogada recordó que esta norma se basa en una ley chilena y otra colombiana. Esta última fue declarada inconstitucional por la Corte Constitucional de Colombia en el 2016. Por otro lado, la norma chilena no ha sido revisada por el Poder Judicial del país sureño.  

Y, durante una entrevista en el programa No hay derecho, ratificó su postura expresada en los medios peruanos sobre el accionar de Fuerza Popular en el Poder Legislativo. “Hay un sector del fujimorismo que está rescatando las peores prácticas de los años noventa. No están dispuestos a ser parte de una declaración democrática. [...] a responder con argumentos las críticas que consideran injustas, sino que quieren silenciar, castigar, impedir que las personas que piensan distinto hablen”, expresó.

Estas actitudes demuestran que quienes las ejercen también son enemigos de la libertad de expresión.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com