/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Frente a la emergencia

Abril 26, 2017
Compartir:

En los últimos días hemos visto cómo la naturaleza se ha seguido ensañando con nuestros pueblos, especialmente Piura, Lambayeque, Trujillo. Y –hay que decirlo-- aunque no se pudo prever, de todas maneras sí hay responsables de haberla contenido, con las herramientas que durante siglos también ha tenido el hombre para hacerlo.

Sin embargo, valga señalar que la respuesta del Gobierno ante esta grave situación, con todos sus defectos, ha sido mejor de lo que se esperaba; incluso estos hechos han dejado ver la actuación de algunos ministros a los que poco se les había visto desde que asumieron su respectiva cartera y que ahora han asumido un liderazgo tal vez también imprevisto.

Es el caso del mismo presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala; de Martín Vizcarra en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones; y de Jorge Nieto Montesinos en el Ministerio de Defensa al mando del COEN.

Zavala ha demostrado que su labor no es solo de concertador dentro del Ejecutivo, al menos en el enfrentamiento con el fujimorismo, sino que su liderazgo va más allá. Tiene que ver con la acción y la resolución que demanda a un alto representante del gobierno, sobre todo en estos tiempos de acciones y de ejecución inmediata en medio de una crisis social presentada ante los desastres.

En lo que respecta al primer vicepresidente y ministro de Transportes, Martín Vizcarra, nos parece que está demostrando que reúne las condiciones para encabezar la tarea de la reconstrucción.

Y en cuanto al titular de Defensa, Jorge Nieto, hemos visto cómo ha comprometido a todos los miembros de las Fuerzas Armadas a que se pongan al servicio del país. La mayoría de oficiales y soldados de nuestras instituciones castrenses, han nacido en poblaciones alejadas de la capital y están viendo cómo sus hermanos sufren y también se ven comprometidos en ir a su ayuda. La misma acción la han cumplido efectivos de la Policía Nacional.

Además, Defensa ha contribuido, además, a no dejar la capital desabastecida, porque ya los acaparadores y especuladores venían haciendo de las suyas, como lo están haciendo por estos lares y de forma incontenible con el aumento en los precios de todos los productos de primera necesidad.

En estos días escuchamos el mensaje del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien señaló que si su país no sufre por las lluvias y El Niño costero es debido a la planificación.

En parte tiene razón. Quienes conocemos Ecuador y sus diferentes cantones, sabemos que una lluvia constante, inmediatamente va a parar a las alcantarillas construidas para ello. De paso, hay que señalar que sus ciudades están bien organizadas y sus ciudadanos bien concienciados sobre todo lo que significa el medio ambiente, desde el momento en que saben cuál es el uso de los desechos orgánicos, hasta el momento de su reciclado e incluso al utilizar todos los recursos de la naturaleza, incluido el absoluto silencio de los cláxones de vehículos en las calles.

Tiene razón el presidente Correa en cuanto a planificación; pero con el detalle que Ecuador siempre ha sido un país tropical en todo su territorio y llueve torrencialmente todo el año. El nuestro solo es tropical todo el año en su zona nororiental y más en nuestra Selva. En la Costa no estábamos acostumbrados a estas lluvias y sólo esporádicamente se presentaban.

Claro que esto no es justificación ante lo dicho por el jefe de Estado del vecino país, porque en Perú sí debió preverse y planificarse la presencia de estas precipitaciones, que no por inconstantes sí tenían y tienen repercusión por estas tierras. Sino, recordemos –como lo hemos hecho en columnas anteriores— las lluvias del Fenómeno del Niño presentadas en 1925, 1938, 1983, 1998 y, para qué decirlo, las de todo febrero y marzo último y los desastres que a su paso han dejado.

Lo ridículo y anecdótico que para variar hemos escuchado de nuestra criolla política, es lo dicho por la señora Keiko Fujimori, de que el presidente “no se ensucia los zapatos”. Justo, en momentos que ella camina por el barro llevando donaciones –como lo hacía su padre, Alberto Fujimori--, que también nos recuerda las donaciones que, en situaciones de emergencia en nuestro país, robaron varios miembros de su familia, ahora prófugos de la justicia peruana y de los que supuestamente nadie se acuerda.

Por el contrario –y tal vez como otra estrategia política a las que nos tiene acostumbrados--, sin ensuciarse los zapatos, su hermano, Kenyi, lleva a Palacio y entrega sus donaciones a la primera dama del país; que es lo que debería hacer la señora Fujimori si en verdad quiere donar sin recurrir a las artimañas políticas de populismo a las que su padre recurría. Y es que donar es donar sin decirle a nadie que el corazón está actuando con la solidaridad que en este tiempo se requiere, sin exhibicionismo ni proselitismo que se estila en todas las campañas. Ahora no se está –no debería estarse-- en campaña política alguna.

En fin. Ahora nos toca a todos nosotros, como sociedad civil, participar en el proceso de reconstrucción de cada una de nuestras zonas afectadas.

Aquí, quienes en Lambayeque organizaron la marcha en contra de las autoridades regionales y locales, ya deberían haber organizado a la población que también necesita respuestas de este tipo y no reclamos y llantos sobre la lluvia derramada. Y, claro, sin llevar agua para su molino y mucho menos pensando en las próximas elecciones o en las camisetas políticas.

De lo que se trata aquí es que la sociedad civil, de por sí, construya una voluntad política y sobre todo técnica, que modifique el sistema de pensar de las autoridades para que se infunda de la eficiencia y honradez con la que la misma sociedad, de por sí, reclama y actúa.

Sabiendo que Lima ha sufrido parecidas y catastróficas consecuencias a las del norte del país, ahora se pensará –como creo ya se ha comenzado a hacer-- mucho mejor en la planificación y, sobre todo, en la descentralización de los recursos y la reconstrucción propenderá a que ciudades afectadas, como la nuestra, se vean y sean reconstruidas con la mira desde la capital, pero especialmente de sus propios ciudadanos.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com