/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Un año de debilidad en el gobierno

Julio 26, 2017
Compartir:

Escribe: Larcery Díaz Suárez

Periodista. Docente universitario

larcery@hotmail.com

A pocas horas de cumplirse el primer año del gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski, permítaseme transcribir aquí gran parte de lo expuesto en el último número del semanario “Hildebrandt en sus trece”, del periodista César Hildebrandt, donde analistas independientes coinciden en señalar, sin saña, que lo más característico de este gobierno es su incapacidad para encarar con energía los desafíos.

Han sido doce meses de languidez democrática y el resultado –la crisis actual—está a la vista.

La debilidad presidencial para hacerle frente a la rabiosa oposición fujimorista, el extravío de liderazgo político, un Ejecutivo tecnocrático que menosprecia la política y el desconocimiento de las necesidades de la población, han marcado el primer año de gobierno de PPK. Esta es la lectura independiente de un grupo de sociólogos, analistas y políticos –comienza el documento firmado por Américo Zambrano--.

“Creo que stamos ante un gobierno débil por opción. Porque, podría no ser tan débil, si quisiera. Pero carece de liderazgo político y eso lo ha demostrado este primer año. Los clásicos te dicen que para gobernar debe haber una combinación de fuerza y consenso. Acá no hay ni lo uno ni lo otro. ¿Cómo gobiernas así? No gobiernas”, sostiene el sociólogo y catedrático de la Universidad Católica del Pacífico Aldo Panfichi.

El analista político José Carlos Requena coincide con este análisis. “Creo que el gobierno es más débil de lo que cualquier persona se hubiera imaginado cuando asumió la presidencia. En el papel veíamos que era un presidente que no tenía partido, que tenía una bancada frágil, con ministros tecnocráticos y cuyos ralos cuadros políticos estaban arrinconados. Pero lamentablemente los que pensamos que iba a ser un gobierno débil nos quedamos cortos”, dice.

La debilidad ha sido el factor predominante en este primer año de gobierno, subraya el politólogo de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Santiago Marini. “El gobierno cree que cediendo y dejando hacer a la oposición puede lograr mantenerlos tranquilos y gobernar, pero lo contrario ha sucedido. Cuanta mayor fragilidad tenga el gobierno y menor cercanía con la ciudadanía presente, mayores incentivos tendrá el fujimorismo de mantener al gobierno arrinconado, como sucedió en estos meses”, señala Mariani.

El sociólogo e historiador Nelson Manrique considera que la fragilidad exhibida por este gobierno es consecuencia directa de la falta de voluntad de Kuczynski para gobernar. “El haberse rendido ante el chantaje fujimorista cuando se censuró al ministro Jaime Saavedra y no poner un límite en ese momento, fue un punto de inflexión. De ahí en adelante el gobierno ha permanecido arrinconado e inmóvil frente a un fujimorismo cada vez más agresivo”, reflexiona Manrique. Y agrega: “Creo que Kuczynski pensó que dirigir el país era como administrar una empresa y ahí están las consecuencias. No tiene cuadros capaces de manejarse políticamente. Él mismo no es un político y por eso actúa así”.

El especialista en comunicación política Luis Benavente, va más allá y considera que la debilidad del gobierno ha originado ya una crisis de gobernabilidad en el país. “Creo que la debilidad es del presidente y del gabinete en su conjunto. Es una debilidad estructural que ha afectado seriamente la gobernabilidad. Claro, cuando eres débil dejas que te avasallen. El abuso lo comete en general alguien que tiene más poder que otro. Cuando Zavala dijo que hay abuso de poder por parte de la bancada fujimorista estaba en lo cierto. Pero a la vez reconoció implícitamente la debilidad política de esta administración: abusan de mí porque soy débil”, reconoció Benavente.

En una reciente entrevista con “El Comercio”, Kuczynski señaló a modo de “autocrítica” que pecó de optimismo “al creer que se podía recuperar la economía rápidamente” y culpó al “inmenso aumento” de la burocracia estatal de haber trabado el desarrollo del país.

Los analistas políticos entrevistados por esta publicación observan cierta incapacidad en el presidente de la República para reconocer los verdaderos errores acaecidos a lo largo de este primer año de gobierno. “La responsabilidad principal es del presidente. PPK es incapaz de darse cuenta de cuáles son los problemas de evaluar por qué han sido mal las cosas, por qué se han ido ministros clave, por qué no ha podido cumplir prácticamente nada de lo que había prometido, por qué está arrinconado contra las cuerdas. Si es incapaz de hacer un diagnóstico, no veo qué capacidad de rectificación habrá para que los errores no vuelvan a suceder”, señala Manrique.

Panfichi manifiesta que el país eligió hace un año a Kuczynski como la opción democrática frente al autoritarismo que encarnaba Keiko Fujimori. PPK representaba el Estado de derecho, la lucha contra la corrupción y una supuesta garantía de buen manejo económico. Pero este gobierno –según el sociólogo—ha fallado precisamente en lo que se suponía haría bien. Las cifras del INEI no dejan ninguna duda al respecto: la economía peruana creció apenas 0,7% en abril de este año, la tasa más baja desde el 2009. El comercio, la actividad agropecuaria y la manufactura, se han contraído, mientras el empleo formal también se desplomó.

¿Qué ha sucedido? “Se sabía que Kuczynski era una persona con experiencia en economía. Y temo que se sobrevaloró ese rasgo pensando que era suficiente para gobernar el Perú. Pero este país es chúcaro, con una basa social donde existe mucha informalidad, un desafío permanente a la autoridad del Estado”, añade Panfichi. Abocado a una labor gerencial, como si fuera una empresa, este gobierno ha quedado paralizado por su incapacidad de hacer política y ante el buldócer de Fuerza Popular, según Panfichi.

¿Qué le espera al gobierno en los próximos meses? ¿Será Kuczynski capaz de enmendar el rumbo? Se esperas que PPK reaccione. Para construir un nuevo consenso tiene que romper el equilibrio de suma cero en el que se encuentra hoy en día. Está en una situación en la que no puede gobernar y no creo que esto cambie a no ser que tome iniciativas más osadas, como por ejemplo el cambio del premier Zavala. Se necesita en el gabinete una presencia más política.

El sociólogo Alberto Vergara, quien escribe en “The New York Times”, sostiene que el país que rechazó a Keiko Fujimori en dos elecciones consecutivas y que votó por Kuczynski, le pide que dé pelea a Fuerza Popular. El mensaje, según Vergara, es que “con sagacidad y coraje el fujimorismo puede ser mantenido a raya”. El presidente no tiene otro camino.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com