/
Buscar

El peligro del Poder Absoluto

Abril 20, 2016
Compartir:

Como ya sabes, más de 70 congresistas obtendrá el Fujimorismo en el próximo Congreso de la República. Muy bien, ahora respira un poco, ponte a pensar, analiza por un rato dicho número, date unos minutos para entender qué ha pasado en el país y haz una analogía de lo que vivió hace pocos años el Perú con el de ahora.

Bueno, si tienes o no buena memoria, aún eras muy joven o no nacías, debes tener presente que esa misma situación se dio por partida triple entre 1990 al 2001, la peor época democrática del país. Primero, el Fujimorismo, tras el nefasto autogolpe de Estado de Alberto Fujimori en 1992, obtuvo la mayoría absoluta del Congreso con 44 parlamentarios, de los 80 que existían en ese entonces. ¿Sorprendido? Espera.

Pasado tres años, en 1995 el Fujimorismo volvió a ganar la mayoría del Congreso con 67 escaños de los 120 curules que existían. ¿Ya recuerdas?

Bueno, para la re-reelección ilegal de Alberto Fujimori en el 2000, el partido político naranja logró poner 52 congresistas de los 120 que integraban el Poder Legislativo. ¿Ahora, ya estás al tanto de la historia? Muy bien, déjame explicarte un poco lo que pasó cuando el Fujimontesinismo tuvo el Poder Absoluto, lo cual anhela por estos días.

Con el poder total en sus manos, al cual se le debe sumar el Sistema Judicial corrupto de siempre, las Fuerzas Armadas y Policiales corrompidas, y la mayoría de medios de comunicación a sus pies, Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos y su primera dama, Keiko Sofía Fujimori, hicieron de las suyas.

Se instauró una política de combatir el terror con terror. O sea, Alberto Fujimori y Cía. mandaban a matar a sus adversarios, mientras que el pueblo le aplaudía porque creían que esa era la mano dura que necesitaba el país.

El problema mayor vino cuando el pueblo quería protestar por los abusos, robos y crímenes cometidos, pero pocos tenían el valor de hacerlo debido al miedo instaurado. Les habían quitado la libertad sin darse cuenta, mientras el Gobierno se volvía omnipotente al nivel de matar niños, universitarios, dirigentes y más.

Si volvemos al presente, es fácil entender que en el Fujimorismo no hay planes para sacar adelante al país. La gente olvida que económicamente plagió el plan de Mario Vargas Llosa para sacarnos de la crisis económica. Ajá, ese mismo que decía que jamás iba a instaurar en el Perú y que finalmente nos llevó a los “paquetazos”. Peor aún, muchos han olvidado que la década del 90 terminó con una recesión enorme cuando la gente seguía yéndose del país por la falta de trabajo. Claro, eso no les conviene recordar.

El pasado 10 de abril en la primera vuelta electoral, más de 17 millones de peruanos no votaron por Keiko Fujimori, su padre y su “tío” Vladimiro, por ello considero que el Perú es inteligente para no poner en peligro la estabilidad democrática del país, la cual nos costó recuperar hasta inicios del 2001 cuando el Presidente de ese entonces, Alberto Fujimori, renunció mediante un fax desde Japón. Vaya valiente presidente que teníamos.

Por ello considero que todo está en recordar la historia, porque con la libertad no se debe jugar por el bien del país. Tenlo presente.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com