/
Buscar

Hay que ser grandes con una “Visión de país”

Junio 16, 2016
Compartir:

Es clarísimo que actualmente los dos problemas que más afectan al país son la inseguridad ciudadana y la reactivación económica. Eso no lo discute nadie y solo basta con ir por la calle para saber que hay un temor mayor por la delincuencia y, con respecto al segundo punto, meterse la mano al bolsillo y saber que el dinero ya no alcanza como en años anteriores.

En los próximos días la población con toda justicia le exigirá al electo Presidente Pedro Pablo Kuczynski que dé soluciones rápidas y de largo plazo, responsabilidad que también recaerá en un Poder como el Legislativo que estará a cargo del Fujimorismo. Sin embargo, pese al derecho de todos para exigir acciones urgentes, es necesario ir más allá y tener en claro cuál es el camino hacia el futuro de los peruanos.

Lo primero que se debe definir para alcanzar un verdadero desarrollo es una “Visión de país”. Entonces, debemos preguntarnos ¿qué realmente queremos ser como Perú en los próximos años?: ¿ser los más grandes exportadores de…?, ¿ser los más grandes productores de…?, ¿ser el país con mayor producción tecnológica de Latinoamérica de aquí en 10 años, 20 años, 30 años…?, ¿ser el país con mejor educación en todos los niveles en Latinoamérica?, ¿ser el país líder mundial en turismo?, ¿ser el país con el mercado más grande en el mundo en gastronomía?, ¿ser el primer país de Latinoamérica en transformar en su totalidad la materia prima?, ¿ser el primer productor industrial de medicina alternativa con los insumos que ofrece la selva y la sierra?, ¿ser el país con mayor diversificación productiva en Sudamérica?, ¿quién sabe, producir autos, motos, línea blanca, etc.?, ¿ser el país más influyente de Latinoamérica como lo son México, Brasil o Chile? Y tantos otros miles de objetivos que se puede trazar el peruano de aquí a los próximos años. Por ello hay una necesidad de definir en qué queremos convertirnos.

Sin una visión de país y pensando que solo con solucionar los problemas cotidianos podremos salir adelante, el Perú estará destinado a seguir viviendo en piloto automático por los próximos años, con lo cual se corre el riesgo de optar por opciones contrarias que detengan el desarrollo del país, como ha sucedido en los últimos años. Un ejemplo de esas opciones contrarias es oponerse a las inversiones nacionales y extranjeras creyendo que el dinero proviene del aire y las buenas intenciones.

Si el Perú no se traza una visión del país llegaremos al Bicentenario de la Independencia como una nación sin alma, en la cual se creerá que es suficiente tener internet, cable y telefonía móvil para distraerse; pero sin tener el orgullo de decir: “realmente somos los mejores del mundo en…”.

Recordemos que hace unas décadas Corea del Sur tenía la misma situación económica del Perú, pero se fijaron grandes metas y ahora son dueñas de empresas que figuran en los ranking mundiales como Samsung, Hyundai, Kia entre otras. Para muestra, vale indicar que el PBI del país asiático se cifra en 1,410 billones de dólares, mientras que nuestro país solo tiene $202,6 mil millones según un reporte del 2014 del Banco Mundial. ¿Es tan difícil pensar en grande? La verdad que no.

Que aún no tenemos grandes investigadores y/o estudiantes que se encarguen de esa producción tecnológica e industrial. Bueno, entonces empecemos por reformar la educación. Finlandia, el país que todos toman de ejemplo por su sistema educativo recién es uno de los más grandes en ese campo porque hace 30 años se fijó esa meta como visión de país. Actualmente, un niño de primer grado de primaria en Finlandia comprende lo mismo que un estudiante de quinto grado de primaria en Perú. ¿Es difícil obtener eso? La verdad que no.

Así nos podríamos pasar columnas de columnas de opinión escribiendo tantos ejemplos de países que antes tenían la misma situación social y económica que el Perú, pero debemos empezar a creer y a exigir que se mejore el modelo económico y social con visión de país. Jamás dejarse vencer y nunca dejar de soñar con una nación grande y desarrollada. Recuerda, piensa en grande y serás grande. Es hora de ponerse grandes metas.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com