/
Buscar

Virgilio Acuña, el gran perdedor

Mayo 04, 2016
Compartir:

Ni lo más de 21 mil votos que obtuvo en la reciente elección al congreso de la República lo hizo repetir el plato, esta vez por Alianza para el Progreso que al no tener candidato a la presidencia no pudo generar lo suficiente para seguir en el parlamento, a pesar de haber superado a otros aspirantes.

Esta historia se trata de Virgilio Acuña Peralta, un padre de la patria del cual jamás me he sentido representado – ni con las innumerables veces que lo he entrevistado – porque se nota que siempre ha llevado “agua para su molino”.

Peor aún, me he sentido decepcionado aquel día de la ceremonia cuando se firmó la Ley que declara de necesidad pública la construcción del nuevo Mercado Modelo, en el momento que estaban entonando las notas del himno a Chiclayo, don Virgilio ni movió la boca para cantar, acaso se olvidó la letra del himno?, de pronto ya no se sentía chiclayano?

Me pregunto, además, si estaba pensando en que sólo Javier Velásquez había repetido el plato y él estaba piconazo de no quedarse en el hemiciclo, luego de haber hecho “tanto esfuerzo” por los lambayecanos.

Y es esa labor de representación, que con buena campaña marketera en medios y con una acertada asesoría de prensa, lo ha tenido en parte la atención de su labor como congresista. Al no ser reelecto nos encontramos con un Virgilio desentonado y desencajado por no quedarse en el congreso.

Hace unos días  después que votaron a favor de la ley, salió a meter palo a través de una radio local condenando el tema, entonces sigue la piconería de no haber sido reelegido?, ¿acaso la culpa la tiene el chato César que fue sacado de la contienda?. Tanto pan por rebanar.

Virgilio Acuña llegó a ser elegido como “padre de la patria” por el partido Solidaridad Nacional, aquella tienda política donde le dijeron tránsfuga y mal agradecido, es para comodines pues. Virgilio vio que en este proceso no iba a sacar ni para el té y como en APP al parecer todo se hace con el dedo, le dieron el número 1, shoteando a su hermana Mary, quien había trabajado por años con sus bases.

Hay que recordar que en estos comicios había rencillas caletazas entre él y Willy Serrato, por quien tenía mayor atención – se notaba hasta en las conferencias de prensa que convocaba el partido– pero el ex alcalde de Olmos más canchero llegaba con una portátil de más peso, lo que generaba disputas en el mismo movimiento. Virgilio Acuña se ha caracterizado en estos 5 años como congresista en ser casi un figuretti, en algún momento marginaba a la prensa local y se sentía happy siendo entrevistado por Raúl Vargas en RPP a nivel nacional, pero quedó en ridículo ante todo el país cuando lo revolcaron en un programa dominical de tv, cuando no sabía cómo explicar el presunto plagio, lo cual demuestra que dentro de esa familia que fueron muy pobres, al ser muy ricos perdieron muchos valores, como decir la verdad.

Un empresario de la educación con una universidad privada – que cada vez tiene menos alumnos – no puede tener una representación parlamentaria en aspectos educativos, así haya utilizado como caballito de batalla a algunos artistas locales con el floro de la creación de la Escuela de Bellas Artes. De todo lo que hiciste en estos 5 años, valió la pena el esfuerzo Virgilio, será para la próxima.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com