/
Buscar

Justicia 'patas arriba'

Noviembre 13, 2016
Compartir:

Por así decirlo seguimos viendo que la justicia está de cabeza en el Perú. En menos de lo que canta un gallo, el Juez Ismael Orozco Huayanay liberó a 29 integrantes de una organización criminal llamada “Los monos de quepepampa”, lo cual significó para la policía y el Ministerio Público tiempo y sacrificio realizar este operativo donde fueron capturados y que se contó con 500 efectivos policiales y 30 fiscales.

Pero la indignación que ha causado este magistrado no se ha hecho esperar, porque las principales autoridades han presentado su rechazo a esta mala decisión tomada por el magistrado Orozco Huayanay.

 No sabe lo que le cuesta al Estado el tiempo y dinero que sale de nuestros bolsillos realizar estos megaoperativos que se vienen realizando a lo largo del territorio nacional.

Vergüenza debería darle tomar decisiones que van en perjuicio de todos los peruanos que, aunque sea podemos dar cuenta que sí se vienen tomando acciones para acabar con el crimen organizado.

Pero con jueces como este señor, lo único que hace es retrasar el proceso que se ha planteado el Gobierno de turno.

Nos duele como ciudadanos que personas como este magistrado siga dictando sentencias a favor del hampa, porque se la pone cada vez más fácil a estos criminales acusados de varios asesinatos, robos y extorción.

Y no es el único caso, en Madre de Dios un juez liberó a uno de los cabecillas de la banda de los “Guarayos”.

Quisiera refrescarles la memoria porque el señor Ismael Orozco, sí, el mismo que liberó a estos 29 delincuentes, estuvo vinculado con el aparato que montó el exasesor Vladimiro Montesinos en el Poder Judicial, aquellas épocas donde la mayoría de los jueces estaban coludidos y que favorecían a los principales funcionarios corruptos del gobierno de Alberto Fujimori.

Acaso no hubo alguna sanción para este magistrado que sigue impartiendo “injusticia” desde el Juzgado de Investigación Preparatoria de Huaral.

La indignación y el temor del ciudadano cada día se hacen más grande, porque con jueces así falta poco para que las cárceles queden vacías y las calles llenas de prontuariados delincuentes. 

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com