/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Autoridades y dirigentes de Chiclayo: Mucha bulla y ‘peliculina’

Marzo 18, 2017
Compartir:

Los reclamos de organizaciones populares, sindicales, empresariales, profesionales y de toda índole, no dejan de tener razón. Las demandas son por algo justo, por proyectos que duermen el sueño interminable. Lo penoso y cuestionable, es que esos proyectos o propuestas no son de ahora, sino que datan de muchos años atrás.  En lo personal, he sido testigo de las reuniones de los Colegios Profesionales, de las Universidades, Frente de Defensa, Autoridades, Congresistas, Sindicatos, de hombres y mujeres comprometidos con el desarrollo de su comunidad, lo cual es positivo. Sin embargo, lo negativo, es que varios dirigentes son puro blá, blá, antes que firmes y consecuentes con lo que pregonan. Son pura bulla; son figuretes, que al final se convierten en barreras para lograr los objetivos y metas trazados.

Escuchar, leer y observar en los medios de comunicación, pedir o exigir el desagüe pluvial de Chiclayo, no es reciente; data de muchos años. La interrogante es: ¿Por qué tana bulla sin lograr hacer realidad estos anhelos? ¿Por qué, pese a los reclamos, el Gobierno Nacional o las instancias correspondientes no nos escuchan? Esta obra que es exigida con toda justicia por los chiclayanos y chiclayanas, debe concretarse a la brevedad posible. La prueba más palpable que es una exigencia prioritaria, está en que las lluvias que se han registrado en La Capital de la Amistad, han puesto al descubierto una vez más lo vulnerable que se encuentra la ciudad de Chiclayo y sus habitantes. Es una calamidad, después de alguna precipitación pluvial.

Es el momento de evaluar nuestra propia conducta, nuestro comportamiento, nuestro trajinar para llegar a una conclusión edificante, que nos permita corregir lo que está mal y afirmar lo que está bien. Los habitantes de esta noble como generosa ciudad, no pueden seguir soportando un cierto abandono de sus autoridades, que lejos de apostar por proyectos sostenibles y de beneficio de la sociedad, ejecutan proyectos, cuyo impacto o beneficios sociales, son mínimos y que en algunos casos lindan con la corrupción.

En el caso de los dirigentes, es oportuno que reflexionen para que las acciones que se convoquen tengan la acogida masiva que amerita. No se trata de gritar por gritar, sino de saber aglutinar a la masa, de entender que los dirigentes son de carne y hueso y, que por lo tanto deben ser ejemplo de vida. Un dirigente como una autoridad, deben erigirse en líderes, y no ser simples mandones, jefazos o caudillos que tarde o temprano resulta negativo para el progreso de los pueblos.

Unámonos por un fin noble: hacer de Chiclayo una ciudad progresista con desarrollo sostenible y bienestar social. Tener autoridades mediocres y soberbias es dañino. Asimismo, tener dirigentes ineptos y figueretis, es también perjudicial. El pueblo tiene la palabra.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com