/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Periodistas de ayer, periodistas de hoy

Noviembre 04, 2016
Compartir:

Muchas veces las comparaciones son odiosas, porque a muchos humanos no les gusta se le compare con otras personas. Al margen de esta apreciación, desde nuestro punto de vista, consideramos necesario efectuar una evaluación del desempeño de los periodistas de ayer-, muchos sin formación académica-, pero con vasto bagaje cultural. Los colegas de hoy son expertos en tecnología de punta; sin embargo, en cultura general están en inferioridad de condiciones, respecto a los colegas de ayer.

A los periodistas (antiguos), se les conocía como prácticos y en otros casos como empíricos. No les faltaba razón; incluso ni siquiera se molestaban, porque el calificativo se ajustaba a la verdad, y lo asumían con hidalguía. En ese sentido, con mucha expectativa se esperaba el funcionamiento de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y/o Periodismo, porque había la esperanza que iba a llenar el vacío académico que permitiera avanzar en esta noble profesión. Muchos colegas empíricos se profesionalizaron, con la confianza de mejorar su nivel. Hoy, las nuevas generaciones, tienen diferentes universidades que ofrecen la carrera de Ciencias de la Comunicación, lo cual destacamos, porque permite articular mejor nuestra profesión, dándole el nivel que tanto se esperó, se espera y con seguridad se seguirá esperando, por algún tiempo más.

En nuestro afán de contribuir a mejorar la calidad-nivel de los profesionales de este rubro, es necesario que en las universidades, al margen del campo tecnológico, se debe inculcar leer todos los días a las nuevas generaciones (de futuros profesionales), para que tengan el conocimiento justo y necesario para el mejor desempeño de la profesión. No es correcto que en la era del conocimiento y del tercer milenio, en muchos casos los entrevistados se “paseen” con los entrevistadores. Incluso en ciertas oportunidades, los colegas se limitan a colocar la grabadora (ahora celulares), para que uno o dos colegas realicen las preguntas, en tanto la mayoría está en Marte o la luna.

La cultura general debe ir de la mano con la tecnología. Antes se carecía de la tecnología y lo académico; ahora se cuenta con estos aspectos importantes, pero se descuida el bagaje cultural. Actualmente se extraña la tradicional repregunta, que permitía al periodista obtener la información adecuada para procesarla y, entregarla al público. Hoy, la repregunta no se hace, simplemente porque se desconoce el tema a tratar, por lo que los entrevistados hacen de las suyas.

Espero que debe llegar el momento de corregir estas falencias por el bien de todos. Y, como decía un colega, esta es nuestra opinión, salvo mejor parecer.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com