/
Buscar
La mujer que ya es leyenda en el JMI Martha Basallo, la ‘Maestra de Hierro’ | Denuncian presunto caso de estafa en instituto gastronómico de Chiclayo | Comisión congresal aprobó excluir término de protección contra la orientación sexual e identidad de género | Manuel Valverde renuncia a seguir siendo candidato del Apra en las próximas elecciones | Juan Pari: “…El tema de la venta de las tierras (Olmos)… donde los lambayecanos están obligados a hacer peones prácticamente” | “Todo el mundo desea estar con Fuerza Popular y él (David Cornejo) … es uno más de los tantos” | La Imagen presidencial de PPK | Fuerte presunción de irregularidad en la presentación de cartas fianzas en Parque Infantil de Lambayeque | Más de S/ 40 millones en obras de saneamiento están estancados en tres distritos de la región | UCV Filial Chiclayo cuenta con nuevo Director General | Según Informe Pari, se cambiaron normas para favorecer a grupos de poder que compraron tierras en Olmos | El Nazareno, un pueblo olvidado por sus autoridades tras las últimas lluvias | La gran deuda pendiente del GRL: cinco colegios inconclusos y una avenida principal en La Victoria | Según informe Pari, H2Olmos no existía cuando la concesión había sido entregada | Actual ministro en el ojo de la tormenta, su empresa supervisó a concesionaria de Odebrecht en Olmos | Decano de ingenieros exhorta a alcalde no usar mensaje de la reconstrucción rápida, porque sería solo maquillaje | Alcalde lambayecano dio carta abierta a 14 exfuncionarios para despilfarrar dinero del Estado | Vecinos denuncian inconclusa obra de alcantarillado en La Victoria | El vía crucis de los pobladores de Los Arenales por legalizar sus básicos servicios de agua y luz | Lesa humanidad | A propósito del 1 de mayo: Las remuneraciones en el Perú | ¿Y Toledo? | Periodistas exigen respeto | ¿El diablo está ganando la batalla a JESUCRISTO? | Booktubers: la nueva generación de lectores |
Síguenos:

Prefecto Aita: Entre la indecencia y la decencia

Octubre 27, 2016
Compartir:

Si bien el cargo de prefecto ya no tiene el poder que tenía años atrás, sigue siendo de importancia, porque entre sus funciones, está la representación del presidente de la República. Más allá de sus atribuciones-, lo relevante-, en estos momentos de crisis de valores humanos y cristianos, radica en que la persona que ocupe el cargo debe actuar con ponderación, ecuanimidad y a la altura de las circunstancias. Es decir, tiene que tener decencia. Un funcionario público, no solo debe reunir requisitos formales que indica la ley o la norma, sino que además debe ser ejemplo de vida. Un prefecto no puede estar pintado o como estatua. El máximo representante del jefe de Estado en la región Lambayeque, personifica a la jurisdicción donde actúa. No es poca cosa, es una gran función que asume en sus manos y, por lo tanto lo mínimo que tiene que hacer, es cumplir con decencia su labor.

Anteriormente, estos cargos se encargaban a personas notables, a seres humanos que reunían requisitos de honradez y honestidad, además de capacidad. El perfil profesional si bien era importante, no era prioritario. Hoy, los estudios superiores o universitarios son prioritarios. No está mal y por el contrario es adecuado hacerlo. Sin embargo, esto no garantiza nada bueno, lo cual es contraproducente por cuanto la sociedad en su conjunto, apuesta por estudiar para avanzar y triunfar en la vida, pero como siempre un pero. Un ser humano por más títulos profesionales y postgrados que ostente, no es garantía de eficiencia y honestidad.

En el caso concreto de la Prefectura de la región Lambayeque, esperamos que don Rafael Aita Campodónico, realice una labor eficiente y especialmente donde prime la decencia. No somos jueces para emitir sentencia (absolutoria o condenatoria) con su antecesor. No nos consta si es una persona honorable o indecente. Sin embargo, una frase popular dice lo siguiente: “La mujer del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo”, es decir que nadie dude de su honorabilidad.

En el hogar, cuando el esposo desconfía de la esposa o la esposa desconfía del esposo, por un acto de infidelidad, violencia familiar u otro tema, si en realidad se quiere salvar el matrimonio o convivencia, el primer paso es recuperar la confianza actuando con la verdad, el diálogo y dadas las circunstancias, corrigiendo lo que se tenga que corregir, porque como humanos no somos perfectos, sino perfectibles. Los habitantes de esta noble y generosa región Lambayeque, esperamos una loable y buena labor que beneficie a todos los que vivimos en la región Lambayeque. Así sea.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com