/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Prefecto Aita: Entre la indecencia y la decencia

Octubre 27, 2016
Compartir:

Si bien el cargo de prefecto ya no tiene el poder que tenía años atrás, sigue siendo de importancia, porque entre sus funciones, está la representación del presidente de la República. Más allá de sus atribuciones-, lo relevante-, en estos momentos de crisis de valores humanos y cristianos, radica en que la persona que ocupe el cargo debe actuar con ponderación, ecuanimidad y a la altura de las circunstancias. Es decir, tiene que tener decencia. Un funcionario público, no solo debe reunir requisitos formales que indica la ley o la norma, sino que además debe ser ejemplo de vida. Un prefecto no puede estar pintado o como estatua. El máximo representante del jefe de Estado en la región Lambayeque, personifica a la jurisdicción donde actúa. No es poca cosa, es una gran función que asume en sus manos y, por lo tanto lo mínimo que tiene que hacer, es cumplir con decencia su labor.

Anteriormente, estos cargos se encargaban a personas notables, a seres humanos que reunían requisitos de honradez y honestidad, además de capacidad. El perfil profesional si bien era importante, no era prioritario. Hoy, los estudios superiores o universitarios son prioritarios. No está mal y por el contrario es adecuado hacerlo. Sin embargo, esto no garantiza nada bueno, lo cual es contraproducente por cuanto la sociedad en su conjunto, apuesta por estudiar para avanzar y triunfar en la vida, pero como siempre un pero. Un ser humano por más títulos profesionales y postgrados que ostente, no es garantía de eficiencia y honestidad.

En el caso concreto de la Prefectura de la región Lambayeque, esperamos que don Rafael Aita Campodónico, realice una labor eficiente y especialmente donde prime la decencia. No somos jueces para emitir sentencia (absolutoria o condenatoria) con su antecesor. No nos consta si es una persona honorable o indecente. Sin embargo, una frase popular dice lo siguiente: “La mujer del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo”, es decir que nadie dude de su honorabilidad.

En el hogar, cuando el esposo desconfía de la esposa o la esposa desconfía del esposo, por un acto de infidelidad, violencia familiar u otro tema, si en realidad se quiere salvar el matrimonio o convivencia, el primer paso es recuperar la confianza actuando con la verdad, el diálogo y dadas las circunstancias, corrigiendo lo que se tenga que corregir, porque como humanos no somos perfectos, sino perfectibles. Los habitantes de esta noble y generosa región Lambayeque, esperamos una loable y buena labor que beneficie a todos los que vivimos en la región Lambayeque. Así sea.

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com