/
Buscar
Entre el GRL y la MPCh se revertió y truncó más de S/ 120 millones en proyectos para la población | Denuncian que pésimas condiciones para el recojo de basura atenta contra la vida de trabajadores | Los aparentes negocios familiares del alcalde de Mochumí que la Fiscalía está investigando | “No podemos ser parte de un circo… él se cree el dueño de la verdad… yo no le tengo miedo a Cornejo Chinguel” | Con partida falsa pretenden ganar juicio para apropiarse de terreno de más de 4 hectáreas | Autoridades le dan la espalda al único Museo de la Independencia que existe en la región | Una tremenda dilación por las presuntas deficiencias de funcionarios se vive en millonaria obra de Mocupe | Club Unión Chiclayo apuesta por el básquet como alternativa de cambio en los jóvenes | ¡Muchas Gracias, Sandra Wiesse Eslava! | El crecimiento económico de Kuczynski | ¿Cuándo se Jodió la región Lambayeque? | #MinistraFeminismoEs | TRAS EL 28 DE JULIO | Exitosa patinada | Los libros de su autoría: La cuestionada venta del vicerrector Ernesto Hashimoto a la UNPRG | Denuncian por presunta estafa a contratista intermediario que ejecuta obras para el Estado | Defensor del Pueblo a favor de intervención de OTASS en Epsel | Lozano: “APP tiene que reivindicarse con sus provincias… no porque alguien falló le cerraremos la puerta a todos” | Promoviendo una imagen positiva del envejecimiento en la sociedad | Por tercera vez se posterga millonaria obra de saneamiento en La Victoria | Los rasgos y rostros perdidos de nuestra cultura debe encender más de un alarma | Conozca a Oliver Fernández la promesa del skateboarding en la Capital de la Amistad | Municipio de Lambayeque tendrá que pagar más de 21 millones de soles a favor de 270 trabajadores | Un año de debilidad en el gobierno | Coyuntura política en frases |
Síguenos:

Proyecto Chiclayo Limpio no camina adecuadamente

Diciembre 21, 2016
Compartir:

Pasan los días, semanas, los meses, años y, hasta el momento el tan ansiado Proyecto Chiclayo Limpio Ahora , no enrumba por la vía adecuada. Durante el último gobierno municipal del encarcelado alcalde provincial de Chiclayo, Roberto Torres Gonzáles, se inició este proyecto financiado por el Gobierno Suizo, que al mismo tiempo por los actos de corrupción e ineptitud-, hartos conocidos por la población-, estuvo a punto de perderse.

Con la llegada del nuevo burgomaestre, David Cornejo Chinguel, se abrigó la esperanza que las cosas iban a cambiar. Se logró paliar la tempestad; sin embargo, las cosas no han mejorado lo suficiente, como para decir que las metas, objetivos y fines, se van a cumplir a cabalidad. Se conoce que las normas o legislación internacional, es más estricta que la peruana en cuanto se refiere a licitaciones para adquirir, en este caso, carros recolectores de basura, pero ello no significa que no se avance lo que se tiene que avanzar, porque afecta la esencia del proyecto en .

Aparte de este aspecto, lo más importante radica en cambiar la cultura de la suciedad por la cultura de la limpieza. En ese campo no se ha avanzado casi nada. Todo ser humano merece respeto; así como los profesionales y trabajadores, porque con esfuerzo ganamos el pan nuestro de cada día. Lo que está en tela de juicio es la idoneidad de quienes están al frente del proyecto, porque hasta ahora no dan fuego. Los pobladores siguen arrojando basura a las calles. No se entiende o no se quiere entender que si bien es importante y necesario adquirir carros recolectores de basura (compactadoras), camiones madrina e impulsar lo relacionado al Relleno Sanitario, lo más importante de lo importante, es decir lo fundamental o esencial, es iniciar una agresiva campaña para cambiar el chip de la población, que hasta ahora sigue ensuciando las vías públicas, sin importarles que cada ser humano es protagonista de un cambio positivo.

Los obreros de limpieza pública son importantes en esta tarea, pero por más esfuerzo que hagan, las cosas seguirán igual, si la gente persiste en ensuciar las calles o el lugar donde se encuentre. Toneladas de basura continuarán siendo recogidas todos los días, y las cosas seguirán igual. El cambio no radica en la compra de compactadoras o, en la contratación de más obreros de limpieza pública, el cambio radica cuando los pobladores que viven en la zona y quienes nos visiten, hagan un mea culpa y modifiquen su forma de ser: abandonar la cultura de la suciedad y asuman la cultura de la limpieza. Un objetivo difícil, pero no imposible de asumir.

Apostemos por la limpieza, ahora; mañana es tarde.

 

Tags:

Comentarios

Desarrollado por ivanfiestas.com