/
Buscar

Inicio > Sin categoría > La donación: Insensibilidad y descuido de toda la sociedad

La donación: Insensibilidad y descuido de toda la sociedad

Marzo 19, 2014
Compartir:

<strong>CHICLAYO.</strong> Mientras que afuera de las cuatro frías y sólidas paredes...

CHICLAYO. Mientras que afuera de las cuatro frías y sólidas paredes que separan a la sala de Hemodiálisis del Servicio de Nefrología del Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de EsSalud de Chiclayo, las actividades de cualquier ser humano se desarrollan con total normalidad, al interior de este servicio hospitalario se vive otro mundo, otra realidad de poca esperanza cada día. Cada tres horas, 12 pacientes que vienen de distintas ciudades de la macro región norte luchan minuto a minuto para salvar sus vidas, y es que dependen de una máquina que los dializa para seguir subsistiendo. En esta oportunidad, Semanario ‘El Fiscal’ decidió realizar un reportaje, cuyo objetivo es que los lectores conozcan la realidad que viven los pacientes en la lista de espera para una operación de reemplazo de riñones y córneas, de las cuales ya en Chiclayo se han desarrollado este tipo de intervenciones con resultados exitosos. Pero para que estas operaciones sean un éxito, es importante resaltar que todo dependerá del noble gesto de donación por parte de los familiares, amigos o ciudadanos que tenga la voluntad de sumarse a la lista de donantes, los cuales son muy pocos, pero demuestran especial desprendimiento, propiciando una actitud positiva hacia la donación de órganos en nuestro medio. Pedro Hernando Pairazamán Sifuentes, jefe de la Unidad de Procura y jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de EsSalud, quien trabaja en esta unidad desde el año 2000, accedió a una entrevista con los periodistas del Semanario ‘El Fiscal’, para darnos a conocer sobre los avances de la Donación de Órganos y Tejidos. LA GRAN PREGUNTA ¿Cuánto hemos avanzado en cultura de donación? En las próximas líneas, el profesional de la salud nos relata que a decir verdad, es casi nula la luz de esperanza para estos pacientes que día a día esperan la sensibilización de todos nosotros. “Si hablamos de la donación cadavérica, es decir, de aquellas personas que legalmente ya están muertas, pero que sus otros órganos los podemos mantener con ‘vida’ y los utilizamos con fines de donación. Esto es bastante triste en el Perú y más aún en la Lambayeque. ¿Dónde está nuestra solidaridad?, ¿estamos llegando a todas las personas sobre lo importante que es la donación y trasplante de riñón?, ¿hablamos bien de las bondades que tiene este programa? Bueno, tenemos que reconocer, que quizá eso nos esté faltando, pero la cantidad que tenemos de donantes es muy pobre”, refirió el galeno. Pairazamán Sifuentes pone como ejemplo lo que se vive en España respecto a este tema, indicando que en ese país se registran entre 36 a 40 donantes por cada millón de población. “Mientras que nosotros estamos entre 2 o quizá 4 como máximo por millón de población. Imagínese la tremenda diferencia. Mientras ellos (médicos de España) trasplantan 80 personas al año, nosotros hacemos entre 6 a 8 trasplantes. Vamos a revertir esta situación con varias estrategias que tenemos planificadas para este año. Nos van a ayudar empresas privadas y públicas. Tenemos a una persona muy comprometida y solidaria con el tema, como es Juan Pablo Horna Santacruz, el vicepresidente regional de Lambayeque, quien se reúne con nosotros constantemente”, reveló. El médico dice esperar que este año se pueda revertir la cifra que manejan actualmente y así este año puedan trasplantar 24 riñones, como es su meta. “Desde el año 1991 a la fecha, en este nosocomio se han hecho 193 trasplantes renales. En el 2013 hemos trasplantado 10 riñones cadavéricos y uno relacionado, es decir, la madre le donó a la hija y tiene una buena evolución. En un mejor año hemos trasplantado 16 riñones, todos cadavéricos. La idea es trasplantar riñones de donantes cadavéricos, o sea de personas que han muerto y que sus órganos se van a perder. Las personas que autorizan estas donaciones son los familiares directos, pese a que hay una ley que ampara las donaciones, nosotros respetamos las decisiones de sus familiares, porque nosotros no podemos sumar dolor al dolor, algunos no aceptan estas decisiones y respetamos el dolor que pasan en el momento que fallece la persona que decidió donar un órgano en vida”, subrayó Pedro Pairazamán. CRUDA REALIDAD Actualmente existen 140 pacientes que se dializan y en la calle hay 400 pacientes más que reciben este servicio en clínicas particulares, las cuales le brindan el servicio a Essalud como terceros. “Solo el 40% de todos estos pacientes están preparados para un trasplante, porque la mayoría no cree en una donación, porque nosotros no tenemos la posibilidad de ayudarlos en una evaluación rápida. Tenemos, como le dije, alrededor de 600 pacientes con insuficiencia renal, estamos hablando de diálisis y hemodiálisis. Es una gran cantidad, que por lo menos 200 deberían estar preparados, pero la realidad no es esa. Hay deficiencia en logística, falta de personal médico y la infraestructura es muy pequeña para la cantidad de pacientes que hoy llegan. Cuando se construyó este nosocomio se vivía otra realidad, tenemos 140 por dializar y nuestra unidad ya no tiene capacidad para seguir trabajando acá. Dializamos hasta en 5 turnos, intentamos trasplantar, pero no podemos. Atendemos el 20% y 25% de los pacientes asegurados o lo que no lo tienen y empiezan a dializarse a los tres meses obtienen su seguro, la situación es muy difícil. Cada paciente si se atiende de manera particular gastaría alrededor de 50 mil soles anuales. Cada paciente decide en qué clínica se atiende, normalmente lo ubicamos cerca a su domicilio o centro de trabajo”, explicó. Asimismo, se conoció que el hospital Almanzor Aguinaga invierte alrededor de 5 millones de soles anuales, y si este dinero se gasta antes de culminar el año, hay opción a pedir un adicional. “Existen pacientes que ya no deberían dializarse, pero es su derecho y tenemos que seguirlo. Tenemos 12 máquinas que deberían trabajar en 3 turnos y medio, pero debido a la demanda de pacientes hacemos 5 turnos. Iniciamos a las 7 de la mañana, hasta a las 3 de la mañana que es el último turno. Estamos en un estado tan difícil que no tenemos una máquina de emergencia, que es lo normal en todos los centros de Hemodiálisis, si llega un paciente tenemos que sacar a uno que está estable, esterilizamos la máquina e ingresa el paciente que llegó de emergencia”, acotó. TESTIMONIOS PARA TENER EN CUENTA Segundo Izquierdo Cabrera, natural de la ciudad de Bagua, es uno de los pacientes del hospital AAA, que dejando un día tiene que ser dializado debido a la insuficiencia renal que padece desde hace casi dos años. Uno de los principales problemas de Segundo es que en el mes de junio próximo cumplirá 18 años de edad y perderá su derecho como asegurado, además que por ahora está junto a su madre alquilando un cuarto desde el mes de noviembre del año pasado, para poder recibir este tratamiento. Él por ahora debe estar lejos de la familia a la espera de que evalúen a su madre y padre si están aptos para que le donen un riñón. “Cada vez que me someto a un tratamiento termino mareado, estoy débil y no puedo llevar una vida normal como un joven de mi edad. En las madrugadas ingreso a que me dialicen y cuando termino a veces despierto ya en mi cama, es una dura realidad la que me toca vivir. Me urge un trasplante, pero padezco de hepatitis y sigo un tratamiento”, nos explica el joven en un dialogo donde muestra su timidez y lo difícil que le toca vivir a su corta edad. Graciela Cabrera, madre de Segundo Izquierdo, espera que en las próximas semanas pueda lograr que su hijo obtenga los resultados positivos para que pueda acceder a un trasplante. “Tres días que no sea dializado mi hijo, su cuerpo se descompensa totalmente, por eso debo hacer lo imposible para poderlo llevar a su tratamiento. Es complicada la situación, pero tenemos que seguir”, expresa. NIÑA SÍMBOLO Jenny Fernández Mejía, natural de Chota, es la madre de una niña de 9 años de edad que se ha convertido en la niña símbolo de la campaña que el Servicio de Nefrología del hospital iniciará en breve. Jenny relata que hace un año y medio se encuentra en Chiclayo y que su niña, Jenny Mercedes Atalaya Fernández, ya está preparada para el trasplante y ella será la donante. “Mi niña mucho se está maltratando en la diálisis. Tiene año y medio dializándose y necesitamos urgente que nos apoyen económicamente para poder viajar a Lima, porque también tiene controles. Acá en el seguro de Chiclayo no hay nefrólogo pediatra, por eso debemos viajar y prepararnos para el trasplante”, refiere. Las enfermeras ven reflejada en la niña Jenny Mercedes un hija más, goza del cariño de todo el personal médico y los pacientes como Carlo Frank Urbina, quien fue el que ubicó al equipo de prensa de nuestro Semanario, para difundir este informe y con ello, estamos seguro que cada uno reflexionará con la importancia de prestar un minuto de su tiempo en este tema muy importante. TODOS A AYUDAR Actualmente, los responsables del Servicio de Nefrología del Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de EsSalud de Chiclayo, están realizando una rifa para recaudar fondos que serán utilizados en iniciar una campaña de sensibilización y las personas puedan animarse a donar sus órganos.

Tags:

Comentarios
  • Registrar Comentario
Desarrollado por ivanfiestas.com

Warning: Unknown: write failed: Disk quota exceeded (122) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/var/cpanel/php/sessions/ea-php56) in Unknown on line 0