/
Buscar
QALI WARMA LAMBAYEQUE AMPLÍA PLAZOS EN PROCESO DE COMPRA 2017 | En Gerencia Regional de Agricultura exigen requerimiento intimidatorio a los postores | En la MPCh eluden la ley y no contratan supervisión para obra de S/ 4 millones 700 mil | Recomiendan que el Estado reoriente proyectos económicos en favor del turismo | Asociación Civil D-cada Ciudadano y su tarea para la formación integral de la participación ciudadana | Edad de PPK, serio impedimento para asumir la Presidencia de la República | La Ley de Flagrancia y la rapidez con la que un acusado puede ser sentenciado | Dialogo nacional de la red latinoamericana de jóvenes por la democracia en Chiclayo | “Cuando subo a un taxi escucho, ‘con Beto estábamos mejor’, eso es peligroso”, | ¿Tiene algún plan de gobierno Chiclayo? | Noé Cornejo se describe como el “creador” del alcalde de Chiclayo | “No sé si el alcalde tiene un plan, no lo notamos” | “En casi un 50% descendió la elección de autoridades mujeres en Lambayeque” | Larcery Díaz es elegido dirigente nacional del Colegio de Periodistas del Perú | Mujeres lideresas de la región organizan asociación en defensa de sus derechos de género | Flagelo de la corrupción obliga a la aparición de más herramientas de control | Consumo de marihuana por parte de escolares preocupa a la PNP | Medidas de prevención ante la llegada del inminente fenómeno de El Niño | La ciudad de Chiclayo será sede de la Liga Mundial de Hockey 2016 | Advierten que los pueblos jóvenes sufrirán más ante inminente 'Niño' | Agroindustrial Pomalca recupera más de 80 hectáreas de terreno invadido | En Epsel desembolsarán casi medio millón de soles para comprar uniformes a trabajadores | En Epsel desembolsarán casi medio millón de soles para comprar uniformes a trabajadores | Inexplicable postergación de la obra de saneamiento en Pítipo | Implementan control electrónico para participantes en procesos de selección |
Síguenos:

Inicio > Chiclayo > “No sé si el alcalde tiene un plan, no lo notamos”

“No sé si el alcalde tiene un plan, no lo notamos”

Enero 21, 2016
Compartir:

CHICLAYO.Tras un año y días de gestión edil en la provincia de Chiclayo, el excandidato a dicha alcaldía con el Partido Aprista Peruano, Marco Gasco Arrobas, se atrevió a poner bajo la lupa el trabajo que hasta el momento realiza el hombre que le ganó las elecciones en las urnas: David Cornejo Chinguel.

Para Gasco Arrobas, el año que se fue aún es poco

tiempo para evaluar en toda su dimensión la gestión de un Gobierno Municipal, pero agrega que sí es tiempo suficiente para fijarse en su tendencia y en sus prácticas que van indicando el camino o la manera que irá imprimiendo a  su actuación municipal.

“La primera valoración que tengo que expresar sobre  la gestión municipal es de: decepcionante y sin objetivos claros, lo cual sostengo y desgloso en 5 grandes rubros”, dijo Marco Gasco.

El primer gran ítem del análisis del aprista radica en la parte institucional, en donde sostiene no se ha percibido la creación de estructuras.

“En este primer año no se ha logrado crear estructuras y mecanismos de confianza entre la municipalidad y los ciudadanos de tal manera que emita señales claras de que estamos frente a una institución municipal que va a administrar la ciudad con inteligencia, con transparencia y democracia. No hay indicios claros de que por fin estamos ante un gobierno que nos llevará por el camino del orden y de la normalización de la vida en común y que podamos, por fin, disfrutar plenamente de nuestra ciudad. El Alcalde no sabe fortalecer la institución municipal ni ponerla como punto de referencia para el vecino y que sea considerada como buena y útil para los ciudadanos”, enfatizó.

Un segundo rubro de análisis para Gasco Arrobas es la gestión en sí, vista, sobre todo, desde el punto de vista de la calidad de la misma.

“Al no tener una institución útil y respetada debemos fijar nuestra mirada en el cuerpo de gestión administrativa y los procesos que vienen aplicando.  Revisando la calidad de los currículos de los gerentes y subgerentes, notamos la falta de concordancia entre el puesto que ocupan y su experiencia y estudios; a lo largo del año ha habido rotaciones o despidos sin criterio técnico, los gerentes no sirven para el puesto que dirigen  por eso todo esto nos lleva a sostener o que al alcalde se le acaban los amigos o no conoce cómo buscar gerentes o técnicos de calidad. Por tanto el actual cuerpo gerencial no son los idóneos para llevar a Chiclayo hacia el progreso hacia el futuro. Los procesos de gestión siguen siendo antiguos y poco eficientes, por ejemplo: según el MEF la ejecución del gasto público del 2015  llegó al 40%, entendemos que esta negligencia se debe a que no se manejan por ejemplo: el planeamiento estratégico, la calidad total, el mejoramiento continuo, la planificación participativa, encuestas, estadísticas, simuladores, indicadores, big data, etc.”.

Asimismo, catalogó de escándalo ver trabajar en computadoras que son de los años ochenta en algunas áreas y otras de principio de los noventa, lo cual para él es un indicador del tipo de software que se está utilizando, lo cual considera un verdadero atraso. “También debemos resaltar el grado de capacidad del alcalde, de los gerentes y subgerentes es clamoroso escucharlos en los medios de comunicación sin conocimiento de la ciudad y alejados de los problemas reales de Chiclayo. No sé si el alcalde tiene un plan, no lo notamos, para modificar este retraso que es como una loza que nos hunde en los años sesenta por eso Chiclayo sigue  siendo una ciudad agraria provinciana y no hay  señal alguna que indique que esta administración nos quiera lanzar al futuro. Necesitamos urgente un cambio total y debe ser más pronto que tarde”.

HAY MÁS.

Otro ítem es el de la seguridad ciudadana, el cual refiere es neurálgico y hasta decisivo en el balance de gestión que realiza.

“Seguimos siendo la ciudad con altos índices de delincuencia y de violencia de todo tipo. El miedo se ha apoderado de los ciudadanos, las familias temen por sus hijos. Los empresarios por su patrimonio. La ciudad retrae sus inversiones y llegan cada día menos visitantes a Chiclayo. Nos empobrecemos. Estamos desprotegidos. Y nadie lidera la lucha contra todo tipo de violencia. Estamos en tierra de nadie. El alcalde vive alejado del miedo real de los chiclayanos”, subrayó.

Marco Gasco, también señala que cada día personas y funcionarios probos le hacen llegar documentos.

“El señor Chiclayo (Henry) es premiado por no rendir cuentas. Las licencias para transporte o construcción siguen teniendo un fondo de sospecha y de beneficio directo para personas o empresas con nombres y apellidos. En EPSEL siguen los contratos a dedo o pagos sin ningún acto jurídico de por medio. En la CGT, el jefe de Logística y el jefe de Licencias siguen teniendo prácticas poco transparentes con muchas quejas de los proveedores y usuarios, nadie los despide. ¿O todo es un entramado con beneficios recíprocos? Esta descomposición que estamos viendo puede ahondarse, por eso exigimos al señor burgomaestre y a los órganos de control que se pongan a trabajar y no giren la cabeza hacia otro lado. Los ciudadanos tienen que volver a tener confianza y respeto en su institución municipal”, expresa.

Por último, para Marco Gasco está el rubro ciudad, el mismo que gira en torno a la obra pública que se puede percibir se desarrolló en estos primeros 365 días de labor edil.

“Hemos desarrollado la siguiente medición: A todos los alcaldes que han gobernado Chiclayo en los últimos treinta años cuánta obra pública han acometido en el primer año de gobierno, el resultado ha sido el siguiente: el señor Cornejo Chinguel es el peor de todos. Y esta medición los vecinos lo experimentan en las calles, en sus barrios en el centro de la ciudad. El alcalde no puede exhibir obra pública transformadora ni proyectos de importancia, solo ocurrencias. Los problemas históricos e importantes de la ciudad siguen allí más fuertes y cada día con mayor complejidad. El transporte sigue caótico, en el Mercado Modelo no se diseña zonas económicas, no hay proyectos ni programas para construir una ciudad más moderna más culta más educada  en donde el ciudadano pueda disfrutarla a plenitud donde se pueda vivir y hacer proyectos de vida. En fin no sabemos qué tipo de ciudad quiere la autoridad edil.

A pesar de todo estoy convencido de que podemos tener una ciudad mucho mejor que la que tenemos hoy: más segura, más limpia, más eficiente, más incluyente, más respetuosa de la dignidad humana, más propicia para el desarrollo del potencial humano de todos los chiclayanos”, afirmó.


Tags:

Comentarios
  • Registrar Comentario
Relacionados
Desarrollado por ivanfiestas.com