/
Buscar

Inicio > Opinión > Nuevas propuestas comunicacionales desde las escuelas

Nuevas propuestas comunicacionales desde las escuelas

Noviembre 16, 2016
Compartir:

A la universidad ingresan jovencitos con sueños y con ideas novedosas no dejando de ser duros críticos de la realidad en que se ven inmersos los espacios de comunicación

Muchas veces los ciudadanos y comunicadores egresados de la universidad se quejan y otros ven con preocupación la realidad de la mayoría de medios de comunicación de nuestro departamento. Hastiados de insultos, falsedades, tratamiento de temas de manera muy poco profesional, en la que están ausentes principios y valores fundamentales para toda acción comunicativa.

Debemos de esperar poco o nada de buena parte de los que conducen medios de comunicación: televisivos, radiales y escritos, salvo honrosas excepciones. Desde mi postura, la salida a este problema está en la otra vereda. La universidad, el colegio de periodistas y la empresa tienen la palabra. Pero evidentemente quien está llamada a liderar este proceso de cambio es la Universidad a través de sus escuelas profesionales de comunicación.

A la universidad ingresan jovencitos con sueños y con ideas novedosas no dejando de ser duros críticos de la realidad en que se ven inmersos los espacios de comunicación. En esa medida los docentes universitarios tienen que estar a la altura de este gran reto. Hay que tener claro que para esta tarea, no se necesitan medios tecnológicos de última generación. Sino mentes conscientes que el funcionamiento de los medios necesita de un pronunciado punto de quiebre. Programas radiales, radio teatro, mensuarios, entre otros; les espera.

El Colegio de Periodistas, tiene responsabilidad en este quehacer. Acercándose e interiorizando en los estudiantes el valor deontológico de la profesión. La empresa tiene que ser un aliado estratégico; patrocinando propuestas comunicativas y que le brinden cierta tranquilidad a los jóvenes productores respecto a su verdadero trabajo que es lógicamente producir.

Hay que poner coto al lenguaje ramplón, a los insultos, a los chantajes y a la defensa de lo indefendible. La colectividad con dignidad y responsable de su rol de ciudadano; está harta de ello. La sociedad merece una comunicación que sintonice con sus perspectivas de desarrollo y con su proyecto de vida. No renunciemos a nuestro encargo social.


Tags:

Comentarios
  • Registrar Comentario
Desarrollado por ivanfiestas.com