/
Buscar

Inicio > Opinión > Honor y Gloria al Chapecoense

Honor y Gloria al Chapecoense

Diciembre 11, 2016
Compartir:

Me sentí despedazado cuando leí el periódico el cual recogía la pregunta del pequeño hijo del arquero Danilo, a su madre “Si papá ya había campeonado”, lo propio en el vídeo de Tiaguinho al enterarse que iba hacer padre o el tweet del técnico Caio Junior, el cual “aceptaba” la muerte con una gran felicidad por todo lo que había logrado con la escuadra de Chapecó.

Cuando por vez primera escuche su nombre, les confieso que me causó cierta inquietud, pero escuchar su presencia partido tras partido, era más que eso; capto mi interés y era consciente que estaba frente a una importante revelación deportiva. La mañana del Lunes, al prender el televisor y enterarme de la tragedia del Chapecoense, sacudió mi alma y avivó el misterio del día de nuestra partida.

Me sentí despedazado cuando leí el periódico el cual recogía la pregunta del pequeño hijo del arquero Danilo, a su madre “Si papá ya había campeonado”, lo propio en el vídeo de Tiaguinho al enterarse que iba hacer padre o el tweet del técnico Caio Junior, el cual “aceptaba” la muerte con una gran felicidad por todo lo que había logrado con la escuadra de Chapecó.

En medio de esta pesadilla, el planeta ha conocido a un equipo muy solidario como Atlético Nacional de Colombia con quien iba a disputar una final continental, el cual no dudo un instante en hacer los esfuerzos necesarios para que la Conmebol proclame al querido cuadro de la región de Santa Catarina, Campeón de la Copa Sudamericana, logrando su propósito. Todo un homenaje a una institución que lo entregó todo en la cancha y quienes como en las grandes hazañas, paso a paso fue construyendo su historia llena de honor y gloria, dejando un gran legado para el mundo del fútbol.

Deseo de todo corazón que el Arena Condá, vuelva a hacer testigo de extraordinarias actuaciones y de grandes alegrías de este equipo que hoy cuenta con un hincha más. Estoy seguro que “El Huracán del Oeste” volverá al lugar que construyó con esfuerzo, sacrificio y amor. Porque el alma es eterna y estarán sus jugadores de siempre, cuan ángeles, en el terreno de juego para sacar los encuentros adelante y salir victoriosos para satisfacción y orgullo de su gente. Mucha paz para las familias de aquellos héroes y para los periodistas que partieron a la eternidad.

 

 


Tags:

Comentarios
  • Registrar Comentario
Desarrollado por ivanfiestas.com