/
Buscar

Inicio > Opinin > ¿Te comunicas de manera asertiva?

¿Te comunicas de manera asertiva?

Diciembre 11, 2016
Compartir:

Una de las claves para una adecuada comunicación asertiva radica no solo en lo que decimos, sino en cómo lo decimos

La situación comunicativa gira en torno de la reunión de unos estudiantes quienes deben realizar un trabajo en equipo. Primer diálogo, Mariana le dice a Álvaro: “Mañana nos reuniremos para avanzar el proyecto de investigación”, a lo que él responde: “¡Uy, qué pena! Mañana tengo que trabajar, yo confío en ustedes”. Segundo diálogo, Mariana le dice a Álvaro lo mismo que en el primer diálogo, pero en esta ocasión él responde: “Mariana, que el proyecto es muy importante, por eso hoy mismo te enviaré mis aportes. Debo trabajar mañana, pero estaré pendiente del avance”. Analice usted, estimado lector, ¿en cuál de los dos diálogos se puso de manifiesto una comunicación asertiva? Claro, ya se dio cuenta, en el segundo diálogo, pero ¿qué significa la comunicación asertiva? Se trata de un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos. Como ya se habrá podido dar cuenta la respuesta de Álvaro en el segundo diálogo fue asertiva en tanto demostró empatía hacia Mariana; es decir, asumió con madurez su responsabilidad para con el proyecto y se expresó de manera directa y honesta sus sentimientos y deseos.

Existen tres aspectos claves cuando hablamos de comunicación asertiva. En primer lugar, es importante iniciar nuestra comunicación hacia nuestro interlocutor con elementos racionales y no emocionales. Por ejemplo, en el caso de un padre de familia que intenta reprender a su hijo porque este obtuvo una mala nota en colegio. Una manera de comunicación no asertiva quedaría reflejada si el papá le dice a su hijo: “¡Eres un burro!, otra vez te jalaron en matemáticas”; en cambio, sería diferente si el papá le dijera lo siguiente: “Hijo, me preocupa que hayas desaprobado matemáticas, ¿qué te parece si juntos vemos en dónde estás fallando?”. En segundo lugar, solicite de forma respetuosa lo que esperamos de la otra persona. A nivel del lenguaje expresiones como “¿qué piensas?, ¿qué te parece?, ¿cómo podemos resolverlo?” buscan de una manera asertiva una respuesta adecuada de nuestro receptor. Finalmente, es importante decir cómo nos beneficiamos todos con la participación de nuestro interlocutor y para ello podríamos utilizar expresiones como “con tu apoyo lograremos la meta o sería valioso recibir tus aportes”. Una de las claves para una adecuada comunicación asertiva radica no solo en lo que decimos, sino en cómo lo decimos.

Otro aspecto fundamental de la comunicación asertiva es la escucha activa. En palabras de Mario Kaplún: “La verdadera comunicación no comienza hablando sino escuchando. La principal condición de un buen comunicador es saber escuchar”. Escucha activa significa escuchar e interpretar a la vez y para ello es importante que nuestro lenguaje corporal se manifieste a través de ciertos ademanes como asentir con la cabeza mientras escuchamos a nuestro interlocutor, establecer un contacto visual, no finalizar las frases del otro, no realizar juicios de valor y hacer preguntas para confirmar el contenido del mensaje. No olviden que la buena comunicación nace de una escucha activa.

     

 


Tags:

Comentarios
  • Registrar Comentario
Desarrollado por ivanfiestas.com